martes, 7 de junio de 2011

LOS SITIOS QUE TE DUELEN, SIN HABER PUESTO EL PIE…

DE LOS SIN NOMBRE

hospicio

Este muro sabe muy bien de culos duros,
el que lea dirá que este no es buen verso
o que ningún buen poema se hallará,
si se trata bajo de él sangrar alguno,
y yo con otros cuantos le daré
pruebas harto certeras, consecuentes,
de que el muro si es pero no es…

Es la banca detrás de la oficina,
pura piedra juntada por su forma,
entre el alto vergel y la rotonda,
donde el místico niño llora duro
tapando con la mano su volumen,
porque algo grande le cela su decencia,
un hombre está en su piel ya por nacer,
sus doce años son quince por dolores
que ha sufrido uno a uno,
sinsabores,
en este vil lugar, llamado hospicio,
donde suelen traer y resguardar,
a los niños nacidos sin un nombre,
de un simple hogar carentes…

Alejandro se llama,
el arco de su frente dice todo,
incluso el inclemente que le ordena
que debe obedecer al que le manda,
aunque cosas sin nombre pasen luego,
como ya acontecieron,
no tendrán allí de esclavo a este mozuelo,
que dice con los ojos que es un libre,
libre de los dolores y las gracias,
que vengan a su piel por manos rancias,
libre de los anzuelos interpuestos
para entregar la pesca regalada,
y venderla a terceros,
libre de los conceptos negativos
que en torno de su ser se vuelvan mito,
y libre de si mismo,
cuando asfalto le sobren a sus dientes
y caído en el suelo tenga ganas,
de parirse de nuevo, de morirse…

Este muro es asiento de cien culos,
que dejaron de ver el firmamento,
por saber que servían de incensarios,
a esta gente sin nombre y sin espíritu,
han llorado como hombres siendo niños,
han ganado su respeto ante el espejo
que llorando su suerte ha compartido,
y las heridas tienen,
y el menoscabo tienen,
porque seres sin alma
que se llaman personas y son fieras,
han logrado hollar sus carnes bellas,
y bordaron sus almas de tragedia
que no cedieron nada,
que acaso enaltecieron
y la turbia mirada sólo viene
del pavor por pensarse parecidos,
a estos seres humanos malnacidos
que salidos de vientre de mujer
se parecen más bien  a hórridas hienas,
santa vida dejó aquí ángeles bellos,
santa vida les premie su quehacer
de crecer entre males e infortunios
por nombre no traer tatuado al dorso
o en el cordón cortado y anudado
que les dio de comer por nueve meses,
garantía no hay,
mi querido Alejandro,
ponte siempre derecho,
y deja de llorar,
él que te hizo ese mal
quizá se piense vivo pero es sal,
hace tiempo está muerto aunque insepulto,
tu brillas como un sol,
y también tienen tus ojos
ese brillo esplendoroso de la luna…

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

12 comentarios:

  1. De esa filántropa que tienes por alma, poeta, de la pluma comprometida que portas, seré testigo así hasta me duela... pero mientes, quien lea no dirá que es malo el verso, dirá mala a la vida mala, la suerte mala, la gente mala, la mala saña... a ti dirá gracias en nombre de Alenjandro, en el nombre de todos, en el nombre mío... es tuya la luz de la buena alma y la mayor virtud, cómo no admirarte en cada punto o coma, cómo no adorarte mi Restrepo...

    ResponderEliminar
  2. Magistral,lo leí y me emocione y no se que decir solo que lo que siento me lo quedo solo por hoy , para mi,solo diré que eres un crack

    ResponderEliminar
  3. El hacer perpetuo de la voz, dijo el cantante, es cantar...Pero, el que tiene el sentir por pertenencia y yugo, dirá que la voz se hizo destino cuando empezó a cantar del corazón y sus latidos plenos...Ay, Mayte, que tu tienes derechos y deberes: por los primeros vienes a este sitio, y a todos los de más que vida y emoción a ti confieren...Por los segundos, sabrás que puedes sentirte a mi lado, pues este trabajo del alma, por ti también lo hago...gracias por tu palabra de aliento...!

    ResponderEliminar
  4. El inicio me anclo, sigue navegando y mis raicez sé engrandecian ante el, obviamente germinando mi estadia solo aqui.....Extásis al alto nivel...
    Que bien me sabes hermoso poeta.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que pongo los ojos en el espejo de atrás, solo por verte, recuerdo, abisal gesto, el de tu rostro amado Abigahil, desconocido y fiero...gracias por llegar a este entorno adolorido y solo, pero vivo...

      Eliminar
  5. Tu maestria a la hora de contar ese menoscabo tan doloroso es única Restrepo...Pura denuncia!!! Pura poesía!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Decir Cj, los dolores se arrastran y quedamos en mora de nombrarlos todos, a esos hacedores de lujuria abyecta cuyos músculos ávidos merecieran la pena de dejar de sentir, pero no podemos, solo decir, decir, acompañar la pena de aquellos que la sufren sin podernos sentir defensores de nada...Gracias compañera de poesía, hoy descubro tu bonita huella en mi zaguán de sufridos aleteos...y te quiero...

      Eliminar
  6. Yo solo dejo maldiciones para esos que no pueden ser personas ni siquiera animales. Demasiada crueldad para Alejandro.
    Jose demasiado dolor en tus letras demasiado.
    (Ruth Vega).,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ver tu huella sentir estos nobles silencios, apalabrados como armas con que conquistar también los cielos, es un gozo, mi Ruth...Te agradezco esta visita que apenas percibo, hoy que vine a saber quien aquí vino...

      Eliminar
  7. Es un canto al dolor y la desesperaciòn, le dejas una puerta abierta a la libertad para que el futuro sea su nueva estaciòn. Enhorabuena.

    un saludo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bello ver tu paso, por estos zaguanes adheridos, a la escalera prófuga del vino, y la mente servida de corsario....En la historia brindada, el alma es una fuerte acorazada, y el pecho es una lira, que posee la música y el don, de olvidar, y pactar con lo que llega...Gracias por venir amigo, Fus...Enhorabuena...!!!

      Eliminar