sábado, 4 de junio de 2011

SI FUERA HACE AÑOS / Poesía de José Ignacio Restrepo


NIGHT CLUB

EN EL TUBO

Si fuera hace  años tanta luz  sería mucha
para alumbrar su acto ensimismado,
que aunque el público aplauda
en el mayor derroche que un teatro
de una sola mujer cause de noche,
aquí  hoy está lleno a la mitad,
si fuéramos tan sólo a comparar
con el vivo montón de hombres felices,
que se vienen en manada como bueyes
entre viernes y domingo todo el año
de los males del mundo a descansar,
y su único objeto es ver bailar
a esta hembra completa, singular,
prestidigitadora de este tubo que se alarga
desde el piso a la techumbre iluminada,
que armado en aluminio de primera,
le sirve de baranda y azotea,
a su cuerpo desnudo en tribal danza,
instrumento tan sabio como arpa,
que si falla una nota en el arpegio
la dispensa le llega en la que sigue,
y el silencio la mira mientras ciñe
el plateado recurso, su sustento,
que la libra de ser una ramera
y la asciende al nivel de creadora,
de milagros ansiados con su cuerpo,
causante de que hombres y mujeres
entre ensueños flirteen y agasajen
a los ojos en ella hipnotizados,
ella es profesional y sólo importa
que se acabe lo que hay en la bodega,
las que no saben hacerlo como ella
que son ese relleno necesario,
cambian fuerza por pan y sus propinas
y arrastran juventud, fuerza y belleza,
y las alas cortadas de angelinas,
que curadas sin casi cicatrices,
ocasionan preguntas infantiles,
cuando presas entre algún ceñido abrazo
ellos hacen de galantes o de sapos,
reina, ¿en qué cielo se te busca,
¿cuánta es la recompensa
si te llevo alzada entre mis brazos?

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

8 comentarios:

  1. Bellísima poesía, gracias por compartir tu trabajo, un verdadero placer estético emocional.
    Con intensionalidad subyugante que amerita volver para releerte.
    Te dejo un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Siempre a tu orden, este pasillo es el alero, mi corazón es tu casa, Monica...

    ResponderEliminar
  3. CADA VIDA SECRETA UN LUSTRE QUE NINGUNA OTRA PODRÁ APORTARLE AL BEDUINO QUE VA DE OCASIÓN EN OCASIÓN, DISFRUTANDO LAS CONSECUENCIAS DE ESOS INSTANTES DE HOMBRES EN AEROSOL, BEBIENDO LA CERVEZA, MIRANDO LA REALEZA DE ESAS CAUDILLAS TERRITORIALES, CARA A CARA, RASTREANDO EN MUESTRAS DE SANGRE AL QUE ACEPTARAN........MIL GRACIAS JOSE IGNACIO......TU PLUMA NUNCA QUEDA MUDA EN NINGÚN ASOMBRO PENDIENTE.......

    ResponderEliminar
  4. ¡Cuantas vidas anónimas!cuantos cuerpos agasajados,cuantas lecciones de vida .
    la dispensa le llega en la que sigue,
    y el silencio la mira mientras ciñe
    el plateado recurso, su sustento,
    que la libra de ser una ramera
    y la asciende al nivel de creadora,Y de alguna manera lo es ,Creadora de un mundo ajeno muchas veces al que la rodea.Me encantan tus letras amigo son maravillosas y este blog con sabor a saxo mucho mas.

    ResponderEliminar
  5. Un belleza completa, una descripción inmensa, cercana, certera y que solo la nobleza de tus ojos alcanza, un viaje hacia dentro de ese otro ser humano y sus bordes tan bien dibujados, la recompensa no habría de ser otra, si hay la misma nobleza en los ojos de la que al cielo trepa por su barra, que saber de cómo redimen en versos los poetas, sería para ella la recompensa, para el ti el buen sabor, como siempre, de llevar un corazón entre tus brazos, ay que belleza!!

    ResponderEliminar
  6. Acaso Esteban, falte justeza al definirlas a ellas como ángeles, pues bien sabido es que llevan sobre el papel de mamas, de esposas, van a estudiar sus carreras, y del tubo y los ojos de los que van a admirarlas, el salario para hacer todo viable...entre un brillo y el negro de la noche... Gracias por venir y escuchar el saxo un momento, amigo...

    ResponderEliminar
  7. Que honor que llegues, Mayte, a este sitio donde lo que carece de nombre toma fuerza, y entre el genio de la noche y un poco de amistoso corazón, como acto de piel y de sentido, nombre adquiere... Y siendo justos, pues ser buenos es difícil, hay heroínas perdidas en la bruma, hay damas que se fueron al olvido por ser el mundo este lugar innoble que no queremos heredar, que no sabemos cambiar... Una película que no tiene director, de tan incierto destino... Gracias siempre por iluminar, Mayte, mis letras...

    ResponderEliminar
  8. Si, Carmen... Y fue preciso hoy que me arme de valor y tras seguir medido la huella de un recuerdo, y el brillo de mi hacer consecuente poner, como el ropaje que alguna necesita al salir ya cansada, de dejarlo allí todo, y salir al frío de la noche, a la sola palabra que la espera, y me encontré de frente con su cara... Si un Angel, proletaria de su piel y el espectáculo, más diestra que vos y yo, tan igual a nosotros... Gracias por venir, por siempre estar tan cerca...!!

    ResponderEliminar