martes, 19 de julio de 2011

CIERRA LOS OJOS …Y MÍRAME…


IN VIDENTE

cierra-los-ojos-y-mirame

Lo veo casi siempre al mediodía,
el bar apenas abre y la lejía
aun queda en las esquinas y en los bordes
y el piso es resbaloso, soy testigo,
un mal día de afán entré sin verla
y por poco me mato, si no hago
esa suerte aprendida de mi padre
que me decía si era lo oportuno
habrás de tropezarte muchas veces,
cáete de lo alto , que sea de pie,
en ninguna otra parte, sobre el suelo…

La monacal virtud que se asemeja
a esa mirada que no siempre acaba,
me compromete a pensar que no sé cómo
sabe también que lo tengo entre mis ojos,
de vez en cuando voltea el ciego negro
que de la calle conozco ya hace tiempo,
y sigue moscas como cazando pensamientos,
mientras le danza el polvo iluminado
frente a su mano por todos los costados,
y suaves brisas modulan,
en esperanto quejidos entonados…

No lleva esfuerzo observar cuando la leche
que se le sirve a igual hora todos los días,
en la primera mesa de la esquina,
donde se forma el contraluz perfecto,
para yo viéndolo iniciar el día,
a él se le riega en el saco por error,
y ampuloso coloca sin dudarlo
en la mesa sin prisa el vaso aun lleno,
y sacando un pañuelo del sombrero
se lo pasa con cuidado en las solapas,
para que seña no quede,
del movimiento falso, de la leche,
que le cayó en el pecho y no en su boca…

Es un  milagro de Dios verlo pararse,
y ofrecerse a pagar cuando ya acaba,
la mesera siempre me mira sonriendo,
él sigue la línea de su voz cantada,
y del extremo más lejano de mis signos
otea su mirada como juego,
adelante la barbilla un hemistiquio
y me agradece moviendo su sombrero,
cuando él sale el polvo tiene claro
que es un héroe de pasos muy medidos,
acaso extravagantes y sufridos
del cual todo ignoramos menos que
nos visita sin falta y esta vez
nos dignó aun más con su presencia,
es un héroe leal sobrevivido,
le sabemos amado por la vida
le ha cobrado de más pero él lo ignora
yo nunca le he cobrado, sólo pasa
para su leche tomar y para llenar
de cuando en vez su vieja cantimplora…

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

16 comentarios:

  1. Hacia dónde vuelan tus palabras? Dispersión que enamora y mil fragancias para diferenciarlas...en cada entrega se involucra mi alma, porque conozco de esas miradas que nos hablan sin decir nada...sin vernos nos observan temerarias...lejanas, solitarias...más tu verso que todo lo rescata, las transita, las abarca, las devuelve para ejemplarizarlas, y dejarnos un vacío para llenar de esperanza...Te adoro Jose Ignacio, más allá de las palabras...tus versos son mi eje emocional!

    ResponderEliminar
  2. que vemos todos los que creemos, que ven los que desean...Que poco sabemos negra linda, nunca no s deja la vida, tu allá en tu jornada, yo en mi bella Medellín de día...Abrazos sin fin, Viento Serena...gracias por venir...!!

    ResponderEliminar
  3. Cuando podamos darnos un abrazo, Mardy, sabrás como se vuelan mis contadas pero innumerables lágrimas, de estos mis ojos que arden de saberse los faros de mi vida y de mi poesía...Tanto me das querida...Besos, todos...

    ResponderEliminar
  4. Bellas palabras que vuelan hacia mí, hechas poesía con fragancia juvenil
    Vuelan kilómetros y al fin están aquí para que yo te diga al oído gracias por acordarte de mí
    Un beso José.Marina Feijoo..

    ResponderEliminar
  5. es la tuya voz bendita que a todo es capaz de sacarle brillo, toca ahora a quien mira con otros ojos haciendo milagros del día a día, héroe como bien dices obrando proezas a bastonazos como con la pluma haces en tu caso, qué solidaria extendida belleza amor, quién sino tú podría entonar quejidos en esperanto... eres el más grande, no me canso.

    ResponderEliminar
  6. QUE ALEGRÍA!!! QUE EMOCIONANTE!!! Que privilegio saberme una de las invitadas a tu mundo excepcional, a tu pensamiento amplio, a tu concepción libre y solidaria, a tu alma que no solo es bella y generosa...Tu alma tambien es vertiente fresca y fructífera de la que bebo la miel que me da el impulso emotivo para crecer de aquí a mis poemas...Y tus versos son la brújula de aquí a mi sonrisa que es ancha cuando te leo, te pienso...Y tus poemas son senda de ternura, cariño, compromiso, amor...por sobre todo amor, mi tesoro de hombre, mi querido poeta...Gracias!!!

    ResponderEliminar
  7. Es un honor y placer leerte mi querido poeta me embriagan tus letras encantadoras e inagotables para mi!!!Simplemente eres maravilloso!!!Un abrazo bien grade para ti!!

    Gennie Redondo P..

    ResponderEliminar
  8. Excelente Jose Ignacio. Brillante la manera como diagramas la cotidianidad en forma minuciosa y detallada con una soltura expectante y ceremonial, y te columpias en tus letras para aforar vivencias y ribetear verdades filosóficas, sustraídas al tenor de este relato poètico. Esa, debe ser,a mi modo de ver,una finalidad subyacente en la poesìa. Seducir y tambièn ilustrar.- Esta vez, invito a una Bandeja paisa y un vino añejado. Gracias. Abrazos desde mi caribe.

    ResponderEliminar
  9. Bello recinto el que tenga tus pasos, Marina digna de todos los recuerdos, vente conmigo siempre que proceda, o sea siempre querida...Un besazo...

    ResponderEliminar
  10. Del otro idioma habla tu canto, Europa, ese que hacemos y nos hace vela, cuando en las noches ordena que digamos lo que a bien tenga...Que hermosa pulsión la de tu boca, amor, que bella tu llegada...Como siempre bien llegada eres...!!

    ResponderEliminar
  11. Dios me tiene por arma y la vid de mis palabras es nutriente, como a mi mente tu vino, mi Jeannette querida...Siempre te tengo por bastón y guía, he detenido estos tiempos malos , que no dejaban ser al que llevamos dando palo por dentro como ciego, Y YO LE PUSE OJOS A MI VERBO PARA QUE BUSQUE Y ENCUENTRE LOS ESPACIOS, somos planetas y soles, ¿cómo podremos entonces conformarnos con sólo ser luz breve en socavones?...te amo negra linda...

    ResponderEliminar
  12. Gracias perennes Gennie, luz que me da la música que dejas...Eres por siempre bienvenida...!!

    ResponderEliminar
  13. Ay, Fabio, me diste en la torre, Yo me dejo invitar a esas delicias, y te dejo venir a este recinto, todas las veces que quieras y otras cuatro: cuando te traiga el amor bien cabizbajo, cuando no halles virtud donde la hallabas, cuando la soledad sea amante compañera, y el día en que me tengas por poesía...Abrazos mi hermano, siempre bienvenido...!!!

    ResponderEliminar
  14. Gran enseñanza la que te dió tu padre... el truco del siete vidas has dominado, sin dejar al olvido al ignorado por todos, que por hecho y cuenta, son más cerrados no solo de ojos. Te apuesto, él que mira infinito, en su célebre actuación aún la propina a la de los ojos saltones, fué desmedida; al igual que tus versos, siempre se ofrendan ante miradas perplejas.

    ResponderEliminar
  15. Que determinación en tu voz, tiene tu prole amor ya prometido, Marco Vinicio...Encantado de que vengas amigo, encantado de que mr recuerdes que mi padre, él a la sazón viene conmigo...Abrazos amigo...

    ResponderEliminar