lunes, 4 de julio de 2011

ESA DUDA QUE EN LA NOCHE TE MARGINA…


LA SOMBRA DE ESE QUE SABÍA

imagesnn

Esta es la hora fatal en que no pienso
la triste saga del fatal dominio
en que agregar un tono, un vaticinio,
es, tú lo entiendes, la más ardua tarea.
La hora veintitrés es en justicia
la que impide llegar, la que se jacta,
de poner duda en todo y entre tanto
asegurarme quedo en el oído,
que todo en absoluto está perdido…
Con el trago en la mano establecido
y la más sorda y temida displicencia
para salir corriendo hasta la puerta,
y vomitar mi estómago completo,
paso por todos los minutos vivos
para joder los que se creen muertos,
esos me aguardan mañana en el trabajo,
en las rutas indispuestas de los libros
y los cerebros nuevos que aun no estrenan
esa sabia virtud de hallarse plenos
pero aun descreídos del problema…
En el aula dibujo ese martirio
de saber que el gobierno de los siglos
es dictado por la sed y la avaricia
permeando también mi amado rostro,
la virtud que dictó el conocimiento
para ignorante verla al fin perdida,
un maestro yo soy y no recuerdo
como por bien se sale de esta hora,
la previa a coronar con vida el día
y una antes de que haya madrugada,
debe estar la respuesta encajonada
en el cuarto que me espera, y en la cama,
donde dormir cinco horas a lo sumo,
debo lograr para llegar dispuesto
en ese abrir los ojos contemplando
aquello inesperado allí esperando,
no hay nada de misterio o hermosura
en el hoy de un maestro que no enseña,
recién sabe que ha sido superado
por lo que ayer solamente pretendía
que creía entender y no sabía,
que nunca ha comprendido,
era mentira…

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

10 comentarios:

  1. De tan alto nivel autobiográfico mi amado poeta que se hace coincidente la hora veintitres con mi hora cero... en los márgenes de las certezas nos movemos, en los espacios que no habitamos por no sernos, o al contrario, por ser del todo.. cabe entre alumno y maestro tanto como entre el sabio angustiado y el feliz tonto... qué alivio encontrar en medio poemas como este!

    ResponderEliminar
  2. Esa sombra, esa duda de la noche, te acerca a este lado del espejo, me dices cómo piensas, cómo sientes, cómo eres, se me antoja pensar lo buen maestro que seguramente eres; tal vez tu presente tricione tu pasado y descubras la mentira,...pero algo me dice que más de una mente que te escucha, en tus noches, o en tus días...se engrandecerá al oirte...Un saludo y un placer llegarme hasta aqui y descubrirte.

    ResponderEliminar
  3. Rojo es el color despierto del dolor, es el más subido tono el que se duerme en mitad de un moretón, y el que muestra la sangre no salida del duro reventón que da la vida...este poema, duro sabe que te has equivocado, por tanto tiempo, pasando por el mismo sitio siempre, cual despistado gorrión que no se fija que baña el cuerpo donde vive el cocodrilo...Sed de sentirse, sacrificio de saberse, es casi lo mismo, errar para nunca la verdad poner al frente...gracia por venir al bar, Carmen, el hogar de todas las bondades que se ha perdido y que cuesta hallar por fuera de las tierras del olvido...

    ResponderEliminar
  4. Pues si, Liliana...un buen maestro, muchos de quienes la cátedra recibieron han opinado que lo soy y eso nunca realmente se desaprende, sigue forjándose incluso a pesar nuestro...Gracias por venir al poema, este lugar de sentimientos inconclusos, de perennes sueños reclusos, que de afuera entre las letras miran...Abrazos amiga...

    ResponderEliminar
  5. La docencia amigo mío es desde siempre autocrítica, Que hay de las sombras clavadas a la hora de comprender aquellos enigmas los cuales creímos haber descubierto hace tiempo y a la hora de evaluarnos nos confronta la misma duda y en últimas la carrera es eso, se basa en ese tener que pensar para dar el siguiente paso con la mente abierta a posibles cambios filosóficos que de no advertirse podrían fácilmente convertirse en dogmas... De lo único que no me cabe duda es de lo sortudos que son esos muchachos que hacen parte de tu alumnado...!

    ResponderEliminar
  6. Llevo ya casi dos años lejos de las aulas, invirtiendo el esfuerzo y la palabra en tareas individuales, Leonel, el quehacer de la creación y el fundamento de seguir esos currículos se ha invertido en la tarea de fundar esta estructura personal dirigida a la creación, estos blogs de exposición poética, este tiempo diario ocupado en escribir una novela...Espero que tanto mis antiguos alumnos como ustedes todos, amigo, pueden pronto recoger el fruto de este diario trabajo, en el que han sido sombrío y compañeros, mis amigos de facebook...Gracias por venir, Leo..

    ResponderEliminar
  7. Me impacta tu sentencia, la ingrata burla a esa esencia que te descubre, porque no se puede ser y no ser al mismo tiempo, y entre escritor y maestro lo eres ambos, ampliamente, en un solo concepto. Difícil la brecha de hacer la diferencia, inculcar el pensamiento, la sapiensa en este mundo cada vez más imperfecto. Desventurado esfuerzo, y sin embargo vital....a veces olvido el texto...pero jamás al maestro, para bien o para mal. Te admiro Restrepo, y doy por sentado que has hecho lo correcto, abrazos.

    ResponderEliminar
  8. En el cofre donde guardo las palabras sagradas, hijo, madre, tiempo, firmamento, pongo también tu admiración mi humildad y mi trabajo, Mardy querida, pongo todo en el mismo fajo, y me sigo convenciendo de que soy ese posible escritor y quiero ser no sólo el proyecto que ya se que soy...Gracias por venir Mardy, besos...!!

    ResponderEliminar
  9. Magistral querido Josè Ignacio. Escarceo del pensamiento donde el entender, el saber y el comprender entra en una pugnacidad con lo que se aplica y predica. Creemos, en esa ambivalencia de conceptos, Yo dirìa que de apreciaciones subjetivas,en donde lo empìrico(pragmatismo)supedita la Doctrina(Dogmatismo)Y es de sabio, discernir no para eligir una de dos, sino acogerlas y complementarlas, para que, de alguna manera, lleguemos a la verdad absoluta digiriendo la simpleza de una sabidurìa flexible, màs no absoluta. La superaciòn amigo mìo, no consiste en tener màs conocimientos, sino en ser excepcionalmente un individuo integral, flexible y que se acople a lo incomsurable de la vida. Gracias por invitarme a tu connotado y sapiente blog. Un honor y un privilegio leerte.

    ResponderEliminar
  10. Serás siempre digno invitado y habitante de esta alma que escribe, mi querido Fabio...Con el corazón te abrazo nuevamente amigo mío...Gracias por tus palabras de aprecio....

    ResponderEliminar