domingo, 31 de julio de 2011

SALDOS SIN ROJOS...

PURGATORIO NEGRO


Los senderos del viaje dorado, 
que suelen ser pensados 
mientras se toma el desayuno, 
se presentan de forma inesperada, 
cuando uno menos piensa, 
en la peor desidia o la mejor jornada...

Deja lista una piadosa flauta 
al lado de una corta poesía, 
para tocar con prisa manifiesta
sí la queja no llega ni te alcanza, 
a lado de la ropa de ese viaje
deja llena una buena cantimplora
el agua que te falte ella la pone, 
pues el curso del viaje es tan intenso
que al final nadie llega ni regresa,
por eso nuestra fe queda aun ilesa,
pues si no fuera así remates negros
proezas por volver o por quedarse,
nuestra piel ornaría entre desaires,
y el luto por la muerte sería doble,
negro verso por irse sin llegar,
y más negro por volver cual forajido,
robando los recuerdos de los vivos,
para algo devolver concisos vahos,
al momento de pálido regreso
para por algo ser reconocido,
y a los que estén colmar con un abrazo

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

9 comentarios:

  1. tus pálpitos, tus pensamientos, tus maneras de mirar el próximo verso......ocupas todo lo que está en el aire, todo lo que aun no es verso......tus células ya deben estar escribiendo,como debe ser......siempre inagotable, nunca ausente......te felicito querido.......saludos a ti......

    ResponderEliminar
  2. Tu pluma de Oro, es infinitamente espléndida,
    siempre un lujo mi Restrepo......

    ResponderEliminar
  3. Con vos de paseo por las minas que expropio y luego pongo en manos de mis mineros, vocablos vestidos con mi voz y consagrados hace mucho en mis calvarios...gracias Esteban, siempre agradezco que aprecies mi trabajo...

    ResponderEliminar
  4. Feliz de saber, Abi, que no dejas de mirar por mis ventanas abiertas, por mis túneles de vientos viajeros, donde vuelan mariposas nuestras...

    ResponderEliminar
  5. Así mismo es la confianza, el tesón de manternese en la constancia de dar y saber bien recibir, no hay ingratitud en la tarea sino en el mal que la acompañara, buenos son todos los brazos, afables, confiados, amantes, que a desbrozar lleguen el camino. No faltarán de tu lado contando con letra tan grande y alma tan humilde, nuevamente como un ángel, sanando... llegarán todos los reconocimientos merecidos, como se debe...

    ResponderEliminar
  6. Una poesía corta y una flauta...Tú despiertas la mañana con tus versos y su sonoridad es música para la jornada que se aproxima. Es largo el camino e ingrato sin tal generosa entrega. Es intensa la llegada debemos asegurarnos los beneficios de ese abrazo que queremos merecer y esa cercanía que deseamos merecer como una recompensa, una reafirmación, reconocimiento y nuestros pasos cansados de llegar, de volver, de irse y desaparecer...Mueren en la paz de un nuevo impulso...Tanto luto, no todos son dobles, no todos los versos son negros...Tambien existen los de tuyos de esos con calor de abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Si, bella amiga...De continente a soñador, he de templar el tesón, el compromiso con la extensión de una acción rendida al tiempo...Te abrazo por tu compañía incansable...Agradecido..

    ResponderEliminar
  8. Por tu color repuesto, por el candor de tus sólidas visitas, tu tierna mirada hacia mis letras...gracias Jeannette...Nunca te marches de este bebedero, que a veces tiene hiel, pero es sincero...

    ResponderEliminar
  9. Peculiar viaje, José Ignacio, inmensa alegoría del camino al poema... a cualquier poema que, mientras esperanza, nos vuelve cada fallida palabra un pecado que hay que pagar duramente.

    Eres un grande, amigo mío. Gracias por convidarme tu poesía.

    ResponderEliminar