domingo, 23 de octubre de 2011

COMO NO HABLAR DE LA VIDA / Poesía de José Ignacio Restrepo

EL BIEN DERECHO


Qué se llama alumbrar por estos días,
 no es acaso dejar salir la vida,
empujar lo que debe ver la luz
hasta un sitio seguro para él,
sin miedo revertir la oscuridad
que en tu mano existir pueda apresar
tendiendo un mano de infecundo cuño,
sobre altares en los ojos de otros,
que han de continuar este camino
cuando seamos ya recuerdo adelantado,
una foto en el marco más bonito,
un llanto a las 14 de la tarde,
o el olvido demandado y recluido
pero dado al final por merecido...

Qué se llama alumbrar sino nacerse
de la cita consciente ser objeto
del pleno nacimiento que le es dado
a todo bien preciado y decoroso,
pongo de ejemplos esos inmanentes
la libertad, la razón y el laboreo
el derecho de decir te quiero
o el de esconderse del dolor
o darse todo a un amigo que te pide
que no resientas de su actual presencia,
que lleva inserta de suyo la carencia
de otros momentos que ya fueron idos,
deléitate en la vida no es eterna,
no desdeñes un momento por pequeño,
no apures un dolor sin dar cerrojo
a la puerta que lo trajo por ventura,
déjale algún amor a la locura
que de su fe somos pasajeros,
y no dejes que tu casa sea nido
de los ladrones de alma malnacidos
que roban esa paz que es a los pobres
como riqueza en casa de pudientes,
que el trabajo nos hizo diferentes
y por tenerlo hallamos la esperanza
mientras los que de todo ya poseen
no encuentran paz por tener en esa lista
los abonados que deba su negocio 
para verles crecer cuentas y ahorros
que su derecho adquieren con los años,
de pensionarse por juntar un tiempo
de ir a su retiro y liberarse
por mucho haber sufrido en tantas tardes...
Si sos de los pudientes bienvenido,
saca ahora tus cuentas pormenores
revisa a quienes debes sus derechos
y si por el contrario los mereces
sal a la calle y reclama lo que es tuyo,
que no hay pobre peor que el que no ve
la luz cuando la tiene al frente,
aunque deba nacerla en él primero
para darla también como consuelo
de los que van detrás esperando uno capaz,
ese hombre con norte y verdadero,
que en su propio auxilio nace siempre
y ve alumbrarse allí todo un valiente

JOSÉ IGNACIO RESTREPO 
Copyright ©

2 comentarios:

  1. Alumbrar: vivir...si Milord, hoy de acuerdo, vivir es eso...TODO ESO, amar; sufrir; maldecir; renegar; pelear; moquear: tener miedo; ser valiente; arrancar...todos los verbos juntos, porque no usarlos, es no vivir...NO ALUMBRAR....Venga Milord, que hay que hacer una hoguera, aunque no sea San Juan. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Cuanta batalla decidida a tiempo, de no pelearse o de matarse como llama, cuanta palabra bifurcada y lastimera que dijo hoy cuando pensó mañana...Pero estas no, Mabel, ni las tuyas testigos de tu fe ni las mías deseosas de la mía...Abrazos cálidos milady...

    ResponderEliminar