sábado, 17 de diciembre de 2011

ALUCINÉ ENTRE EL RECUERDO / Poesía de José Ignacio Restepo

EXTRAÑEZA...


La tristeza no suele
llamar a condolerse,
llaman esos cipreses,
bellos del barrio alto,
llama si esas nubes
que se ciernen inmensas,
y van pronto a soltar,
esas lágrimas gruesas
nos avisa otra vez
en los ojos cerrados
que alguien ya se marchó,
con rumbo hacia otro lado...
Como esta tempestad
de versos infelices,
que parecen danzar,
son bellos pero tristes...
Como esta mansedumbre
de recodar lo ido,
sin poder oponer
ninguna resistencia,
porque somos los héroes
de nuestra inercia dormida,
cuando queremos algo
lo soñamos despiertos,
y si ese algo se fue,
después de haber vivido,
elocuencias perfectas
que luego deben irse,
entonces nos sumimos
en esa pena ambigua,
de odiar el sufrimiento
que nos causa la pena,
en vez de agradecer
el haber confirmado
que somos suficientes
para haber conmovido
a un ser como nosotros,
que pudiendo marchar
después de habernos visto
se quedó a nuestro lado,
y optó por ser amable
para luego quedarse
un poco más aun,
y lograr ser amado...

Qué extraños somos
estos seres humanos...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO

• Copyright ©

0 comentarios:

Publicar un comentario