miércoles, 21 de diciembre de 2011

AMADAS COSAS QUE ME SIGUEN…/ Poesía de José Ignacio Restrepo


A LOS  ZAPATOS VIEJOS

Empathy_by_nicoli80

Tengo las facultades de mi sombra
para hablar hoy de luces y contrastes,
cuando te digo sobrio y educado,
que nada tengo de lo que deseo,
que yo poseo lo que necesito,
que soy aquello por  lo que persisto,
y de lo que me falta me sujeto,
para hacer del mañana un artificio
del que poseo algún camino con su llave,
algún presente cercano y merecido
y ese preludio de amor inconsecuente,
que todos creen tener como derecho,
pero que puede tardar como ha tardado
lo que los sueños ponderan por soñado
cuando superan lo real o elucubrado
cuando el sol anuncia que es de día…

Por eso admito que calzo los mejores
guantes de piel para los pies cansados,
zapatos viejos que hace tiempo tengo
que no los cambio por nuevos y afamados,
así la marca por si sola abra puertas,
y abra aun más ojos congestionados…
Este placer de andar en mis recuerdos,
protegido de albur por suavidades
que hace ya mucho en los pies se me metieron,
para que de a las cosas buen contraste,
no puede mi espíritu buen pagarlo
pues su valor supera el mejor precio,
solo puedo llevarlos prometiendo,
que calzaré esos viejos mocasines
con todos los vestidos sin distingo,
aunque la calidad no se acomode
o no salga el color o su tejido…
De esa sencilla condición extraigo
que es lo más importante el movimiento,
que sea cómodo el paso o la carrera,
si es necesario volar que ellos se acuerden,
no sea que me dejen envarado,
en la mitad de un fétido momento,
por temer correr sobre los charcos,
o probar el pantano nuevamente,
por eso ante mis pies ahora calzados
por los zapatos más viejos que poseo,
les extiendo sin fecha pasaporte de uso,
porque no hallo en los nuevos aunque busco
aquella fidelidad que encuentro en ellos...
Cuando quiero botarlos y recuerdo,
los muchos y bien concluidos pasos ,
simplemente los dejo entre sonrisas,
al borde inmediato de mi cama
mientras ellos se duermen musitando,
nos vamos a dormir querido dueño,
algo sucios ya viejos y en silencio
repiten su feliz hasta mañana...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

5 comentarios:

  1. Porque lo que nos sirve y nos acompaña y nos saca en duras ocasiones de atolladeros, o nos acomoda y dulcifica la vida, no entra en modas, es siempre compañía para los días y las dificultades y no se sustituye fácilmente por aquello que brille tras los cristales de un escaparate. Sea lo que sea, zapatos u otra cosa, por su fidelidad y servicio incondicional, ya lo vemos como un pariente que siempre ha estado ahí para nosotros, un miembro más, que la costumbre ha amamantado a nuestro antojo. Y de todo eso nace el apego. Abrazos, José Ignacio, te agradezco este regalo que me mueve la ternura y me alimenta. Gracias, poeta!!
    LMGO

    ResponderEliminar
  2. Que sorpresiva y delicada huella, querida Luisa, como regalo navideño, que te dejara ver mejor el mundo...Mientras tu me das gracias yo algo lloro...porque este lugar ha estado algo solitario, aunque vibrando en alto, yo siempre escribo para públicos golosos, o así lo pienso siempre...Me regalaste tu inapreciable gozo, eso es un brillante...Gracias por venir, sabes que esta es tu casa.....!!!

    ResponderEliminar
  3. Con cada paso que damos recordamos la vida que pasamos. En lo que a mí concierne, no hay principio ni fin, solo lo transitado y son los objetos de uso, los que más nos hace relacionarlo. Yo pienso que en cualquier momento nos darás una gran sorpresa con esa forma de escribir tan valorada en los concursos.
    FELIZ NAVIDAD AMIGO!!! PARA TÍ Y PARA TODOS LOS TUYOS!!!

    ResponderEliminar
  4. De tu bella visita, y el candoroso deseo con abrazo, me hago sereno reflejo, querido Justo...Que el 2012 sea un regalo depurado, fraccionado en cada día que te de, amigo...Gracias por llegar a sentir mis letras...Abrazos..

    ResponderEliminar
  5. Agradecido Amanecer, por tus visitas al sitio...que el 2012 sea un año de luz...

    ResponderEliminar