viernes, 30 de diciembre de 2011

EN EL PREVIO MAR / Poesía de José Ignacio Restrepo

AL CALLAR


Quedado delantal de mis acciones
que tiene manchas de todo los colores,
con fe puedo contarlas y emigrar
hacia los testamentos olvidados
que tienen todo por ahí tirado,
y nos predican fatuas condolencias
para los fines predichos de negro...
De la paciencia por sangrar finales
cuyas heridas mortales no llevamos,
ardo de rabia por saber que amamos,
pero no somos veraces ni elocuentes,
por eso las tareas se nos caen,
los hijos son cual pálidos cipreses,
de quebradizo lomo ante el impulso
del menor de los vientos que se llega...

Amarrado a la espalda llevo todo,
como un fardo de estrellas y de cruces,
llevo fango en las manos de rascarme
y guirnaldas de luz en los zapatos...
como escuece la vida, como talla, 
pero cuan dulce es su trino, 
cuando silbamos como comentando, 
que belleza ha sido, que perfecta,
cuan fea la ilusión de ir a apagarnos...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

0 comentarios:

Publicar un comentario