domingo, 31 de julio de 2011

SALDOS SIN ROJOS...

PURGATORIO NEGRO


Los senderos del viaje dorado, 
que suelen ser pensados 
mientras se toma el desayuno, 
se presentan de forma inesperada, 
cuando uno menos piensa, 
en la peor desidia o la mejor jornada...

Deja lista una piadosa flauta 
al lado de una corta poesía, 
para tocar con prisa manifiesta
sí la queja no llega ni te alcanza, 
a lado de la ropa de ese viaje
deja llena una buena cantimplora
el agua que te falte ella la pone, 
pues el curso del viaje es tan intenso
que al final nadie llega ni regresa,
por eso nuestra fe queda aun ilesa,
pues si no fuera así remates negros
proezas por volver o por quedarse,
nuestra piel ornaría entre desaires,
y el luto por la muerte sería doble,
negro verso por irse sin llegar,
y más negro por volver cual forajido,
robando los recuerdos de los vivos,
para algo devolver concisos vahos,
al momento de pálido regreso
para por algo ser reconocido,
y a los que estén colmar con un abrazo

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

viernes, 29 de julio de 2011

DE ESA RETÓRICA HABLO.../ Poesía de José Ignacio Restrepo

DE ESPALDAS


Sendero en solitario, 
diezmado por tu cerco y tu calvario, 
desechan las palabras el solaz 
que el silencio procaz 
te envía a diario...
Es el llanto de otros corazones 
que vinieron a darte su querer 
pero hallaron que el viejo quehacer 
no podía colmarte, le eras fiel 
a un recuerdo viajero de otras tardes...

Solitario amoroso y distraído
que por días y años has sufrido,
deseoso de dar un nuevo paso
que conduzca de nuevo a ese abrazo
que soñaste enlazar y malgastar,
por diario recibirlo sin apuro,
abdicaste muy pronto te aseguro,
pues le he visto rondar oscuridades,
en las noches cantar pasadas rimas 
que solía enhebrar si tu le hilabas...
Lo he seguido hacia sitios dolorosos
donde van los amores cancerosos,
a cumplir el ritual innecesario
de lavar sus heridas incipientes...

Como si no supieran el camino
que les lleva directo al dispensario,
los dolores de ayer hoy recordados
son sólo invitaciones de la vida,
a recobrar los dones que dejaran
los fútiles afanes, la ignorancia,
tirados a la vera del camino
 donde dos corazones ven de espaldas
la forma en que se aleja su destino

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

miércoles, 27 de julio de 2011

DESCARTES DIJO…


CON ELLA DUERME

portrait_rene_descartes_1596_hi

Descartes dijo que razón debe tener
el que sin ver un objeto sabe ver
lo que contiene el carácter que lo forma,
aquello que lo hace diferente
a ese del frente o al que solo se parece,
pero no es por mucho que se precie…
La razón pura me dicta en esta hora,
en que los gatos maúllan de otra forma,
que por estar durmiendo al lado mío,
no es que confíes tu sueño a mala hora,
 debe ser este el sitio que sin duda
tu cuerpo confiado le dice a tu cabeza
debes yacer sin despertar sospecha,
de que el soñar aun te es necesario
y no está mal
al lado de mi cuerpo ir a buscarlo…
Descartes olvidó explicar que pasa
cuando funciones y dones no se hallan,
en la misma dual encrucijada,
en donde buscan de noche las ideas,
no dijo cómo extraer de la pregunta
la condición necesaria en la respuesta,
para soñar lo que nos interroga
y en la mañana o noche
u otra hora,
poder en el detalle ver el todo
y no dormir al lado de un tesoro,
para cuidarse de verlo malgastado,
sin ser capaz de gastarlo de buen modo,
en la vigilia cuando llegue la respuesta,
que fiel nos diga que hacemos todavía
representando sin un buen fundamento
esa llamada razón que no se entiende
ni cuando pura la crítica se siente…

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

lunes, 25 de julio de 2011

LÚCIDO MIENTRAS VEO EL ESTELAR TRAYECTO DE LA VIDA....


INEVITABLEMENTE


Agradecido el corazón
que en el trajín de latir,
no pierde el afán de resurgir
en la observancia feliz de la memoria...
Y del acierto por al calor
del dolor abandonados,
dejar tirados emblemas
y usos con dos nombres,
por de las fuerzas del músculo central
no recibir noticia ni al buscar,
debo decir que es sólo trashumancia,
debilidad para curtir los ojos...
tomando de la piel llana experiencia,
por verla oscurecerse cada día,
ante la dúctil presencia del sagrado sol...
amado astro que añeja toda vida,
en tanto sin remedio la alimenta...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

viernes, 22 de julio de 2011

ES OTRA VIEJA HISTORIA...

EL TERCERO HIZO DIANA



Me muerdo el dedo señalado sin pudor,
este trabajo ya pagado hizo su seña,
la cicatriz que dejará no es mi problema
sino me hablara locuazmente de quien soy,
soy tejedor de esta familia sin parientes,
me lo enseñó muy niño mi abuelita,
dióme la fuerza y la entereza puso el resto,
y con tesón y disciplina convirtióme
en el mayor de los mejores tejedores,
que calla a voces con su calada artesanía,
a las más de las mayores que le guían
en la labor de amar a su trabajo
y continuar enseñando a los menores,
pese al avance de lo técnico que acalla
la dulce voz que musita que lo culto,
guarda el sentido de los bienes compartidos,
y de las cosas que son mejores, más sabrosas
si calman hambres y provocan risas plenas,
sobre las otras que raudas fuera ruedan
y convierten a las gentes en recicle...

Soy el mejor tejedor de la comarca,
mis amigos me llaman Aurelio, ellos se llaman,
Adriana, Marta, Ofelia,
Selene, Gloria, Rocío y Rosamalia,
no tengo pantaletas ni uso bragas,
pero soy íntimo de todos sus problemas,
y me juzgo hasta atractivo con mis canas
porque ellas dicen lo bien que a mi me sientan
por ser quien era, un ave de rapiña
domesticada por cuenta de los días
que ya he pasado hilos desanudando 
que se trabaron finalizando algo,
o cuando he dicho que a todas las adoro
sin que en mi voz se destemple ese cariño,
esa verdad ya todo el mundo sabe
me hace orgullosamente más humano,
soy tejedor, adoro a las mujeres,
ellas me quieren, comparten con mi alma
es el mejor entre todos los trabajos
incluso el día en que ellas se pelean,
y yo me voy a buscar a mis amigos,
a la mesa de billar, o al fútbol sala,
como en esos viejos tiempos olvidados
cuando era de la calle y caminaba,
y no rodaba en la silla que ahora tengo,
porque dos de los tres tiros no me dieron
pero uno si me quebró por dos mitades
eso que llaman columna vertebral,
que me dejaba correr y caminar,
ahora todo lo hago con las manos,
gracias a Dios son ávidas certeras,
se asemejan a dos alas que volaran
cuando yo miro una cosa ellas la toman,
y si digo a aprender ahí reaccionan...

Más quisiera contarles, pero es hora,
el recreo del trabajo ha terminado,
la maquina de tejer espera adentro
a que comience a hacer milagros
con mis manos...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

martes, 19 de julio de 2011

CIERRA LOS OJOS …Y MÍRAME…


IN VIDENTE

cierra-los-ojos-y-mirame

Lo veo casi siempre al mediodía,
el bar apenas abre y la lejía
aun queda en las esquinas y en los bordes
y el piso es resbaloso, soy testigo,
un mal día de afán entré sin verla
y por poco me mato, si no hago
esa suerte aprendida de mi padre
que me decía si era lo oportuno
habrás de tropezarte muchas veces,
cáete de lo alto , que sea de pie,
en ninguna otra parte, sobre el suelo…

La monacal virtud que se asemeja
a esa mirada que no siempre acaba,
me compromete a pensar que no sé cómo
sabe también que lo tengo entre mis ojos,
de vez en cuando voltea el ciego negro
que de la calle conozco ya hace tiempo,
y sigue moscas como cazando pensamientos,
mientras le danza el polvo iluminado
frente a su mano por todos los costados,
y suaves brisas modulan,
en esperanto quejidos entonados…

No lleva esfuerzo observar cuando la leche
que se le sirve a igual hora todos los días,
en la primera mesa de la esquina,
donde se forma el contraluz perfecto,
para yo viéndolo iniciar el día,
a él se le riega en el saco por error,
y ampuloso coloca sin dudarlo
en la mesa sin prisa el vaso aun lleno,
y sacando un pañuelo del sombrero
se lo pasa con cuidado en las solapas,
para que seña no quede,
del movimiento falso, de la leche,
que le cayó en el pecho y no en su boca…

Es un  milagro de Dios verlo pararse,
y ofrecerse a pagar cuando ya acaba,
la mesera siempre me mira sonriendo,
él sigue la línea de su voz cantada,
y del extremo más lejano de mis signos
otea su mirada como juego,
adelante la barbilla un hemistiquio
y me agradece moviendo su sombrero,
cuando él sale el polvo tiene claro
que es un héroe de pasos muy medidos,
acaso extravagantes y sufridos
del cual todo ignoramos menos que
nos visita sin falta y esta vez
nos dignó aun más con su presencia,
es un héroe leal sobrevivido,
le sabemos amado por la vida
le ha cobrado de más pero él lo ignora
yo nunca le he cobrado, sólo pasa
para su leche tomar y para llenar
de cuando en vez su vieja cantimplora…

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

viernes, 15 de julio de 2011

SOLO, BAJO LA ESCASA LUZ…


RETRATO CON HILO VERDE

,,,

Cose su bordillo con la escasa luz del sitio
y aquellos que lo observan se sonríen,
más no dejan de apreciar que su pericia
no puede poseerla sino un sastre,
que a esa entrada hora y sin alarde
tiemple la aguja de manera tan perfecta,
mientras murmura palabras inocentes
que nadie escucha bien pero él entiende…

El ruedo le colgaba,
el pantalón lucía desgreñado,
con el invierno del todo desatado,
la ropa de los pobres no resiste
la crítica de aquel que todo tiene,
pero aquí remendamos corazones,
¿porqué no ha de sentarse un noble sastre
a remendarse el borde de su traje,
así deba quitarse los calzones,
y quedarse en menores,
mientras que nadie mira ese suceso
y el pronuncia palabras en silencio
que nadie escucha bien
porque él canta suave?

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

martes, 12 de julio de 2011

LOS RETRATOS DEL AUTOR…


EN ESTA MESA ESCRIBO

Laptop7

La que trae los tragos,
mensajera del después y su rellano,
no averigua aún con su sonrisa digna,
que le cabe a mi pecho en este día
que se gastó sin casi presentirlo,
con su pequeño infierno por salario
y su ilusión ilícita por pago…
La que me sirve el trago y se sonríe
pues mi rostro alargado se lo pide,
no anuncia todavía en su mirada
como tiene para mi su bajo vientre,
si tupido, boscoso y descuidado
o rapado y ligero, adolecente,
como dicen las modas debe verse
en estos días llanos, cuyas noches,
están plenas de alejadas guerras
en esas latitudes que no entiende
mi aun no bien afamada prosa
ni esta poesía diligente,
que el laptop ve nacer inconcebible,
un pacto sin papel de mi alma hecho,
que se viene conmigo a revisarse
en la mesa diez y ocho en parda esquina
que me sirve de espalda y consejera…
Y con tu maquillaje inexistente
en el rostro que miro y luego sueño
te dejo dos acuerdos sin sentido
en el computador que sé que es chino
aunque diga otra cosa la letrilla,
mesera de la tarde y de la noche …
que soñará mi parsimonia todo el día

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

domingo, 10 de julio de 2011

UN DIA DESPUES…


CANTO DE FE

images

No puedo verte señor
tumbado con dolor ahí sobre el suelo,
no puedo imaginarte señor mío
con el dolor de tu sangre enarbolada
afuera de tu ser cual frigio trapo
sin que quisieras marcharte adiós diciendo,
enfrentándote a la muerte encapuchada,
sin el pavor que le tenemos todos
porque tu sólo temías alma grande
a la quietud, a la mentira, a la razón injusta,
y de esos hijos malditos no tuviste,
pues nos tuviste a todos fiel cantante,
como aliados de carne y fundamento,
con sed de tu filosofía, seguidores ,
y de tu voz quejosa pero sabia,
propositiva y amplia escuchadores
sorprendidos por siempre acá y allí,
en flagrancia amorosa con tu risa
de lo que imaginaste habitadores
de tu patria grande sin fronteras
que no tendrá ni  amos ni señores

¡Ay,
Facundo Cabral
te fuiste antes!
de poderte invitar al mundo libre
que merecías ver hallado y sabio,
de voluntades y seres pacifistas,
cuidadores de cielos y de tierras
para no hacerse dueños ni sembrar
en su propio apellido el verbo mío,
sino más bien mil fronteras derribar
y al verbo amar asomarnos para siempre ,
de una forma central y no aparente,
como siempre cantaste, consejero,
como siempre invitaste sugerente,
ante pueblos amables, lisonjeros,
que de siempre entendieron
el favor rutilante de tu sino,
que tu alma cantante razonaba,
pensando tanto en hoy como en mañana,
respetando la historia,
comprendiendo,
sin querer repetir el sufrimiento
que ya estando entendido debe irse
no como te nos vas tú, fiel maestro,
volando en cuerpo grande,
y ascendido,
como ángel del cronos
que venció la maldad, la incongruencia
y jamás se cansó de ir a enseñar,
sin ser de aquí o allá, como se debe,
que es tan posible amar como olvidarse
de las viejas ofensas del destino,
hasta a aquel que te daña, forajido,
incluso al que se mete con tu entraña,
o el que te quita el pan que te alimenta
y te niega la fuerza que te roba,
cuando paga innoblemente tu salario
o te usa, o te acosa, o te maltrata,
maestro que te vas canta muy fuerte
en nuestras almas ya venciste
hasta a la muerte…

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

jueves, 7 de julio de 2011

EL AMOR ESTÁ EN TODAS PARTES…


ELLOS TRES


Recto a la cara en el duro mentón,
el puño ya sangrado le corona
y el sereno equilibrio se trastorna,
porque van con este como tres…
La pelea transcurre en simultáneo
con la vida que en el bar paciente sigue,
salieron de su ambiente con premura
a resolver aquel pequeño asunto,
llamado por los dos amada Rosa,
y aun no solucionan rencorosos
tras de veinte puños dados
y cuatro verónicas caídas …
Los dos se llaman Luis, los dos la aman,
es decir han dormido con su cuerpo,
probaron de su miel y el bello sexo,
y ahora ya no pueden olvidarla,
han debido buscar en esta hombría
la respuesta lograda y decidida,
a que sea el que venza la contienda
quien se quede con lo que ella significa…

De repente,
los dos sangrados rostros
se detienen en mitad de la querella,
algo de luz penetra aquella calle
hecha penumbra en tan mala hora,
una mujer observa a los dos hombres
que ya peleados sólo cargan la fatiga
de no haber encontrado soluciones
a asunto tan tribal y primitivo…
- No peleéis, así nada se arregla,
por veinte años mis padres practicaron,
y hoy las cosas están peor que antes,
no creo que yo quiera más o menos
al que quede tendido o al que gane,
es mejor que paréis y nos sentemos,
a platicar con orden y concierto,
como ha debido ser desde un principio…-

En la calleja oscura y silenciosa
esos tres amorosos se sentaron,
los perdidos peleadores la miraban,
ella apenas les tomaba de la mano,
y lento les explicaba que el asunto
se salió de las manos y ahora toca
resolverlo con luces y sin puños…
Las siluetas se alejan lentamente,
con un poco de sangre los dolientes
dejan ver que fue insana la pelea,
mientras ella les ama por igual…
Ambos Luises se toman de las manos
separados por la Rosa que los ama,
es seguro que hoy conversen mucho
y mañana por turno les atienda
 o los convenza de hacerlo todo juntos...

El dolido y agrandado corazón
acaso entonces halle algún descanso
con cariño del bueno como reza
la canción de otros dos que antes cantaron
cuando de la misma mujer se enamoraron…

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

lunes, 4 de julio de 2011

ESA DUDA QUE EN LA NOCHE TE MARGINA…


LA SOMBRA DE ESE QUE SABÍA

imagesnn

Esta es la hora fatal en que no pienso
la triste saga del fatal dominio
en que agregar un tono, un vaticinio,
es, tú lo entiendes, la más ardua tarea.
La hora veintitrés es en justicia
la que impide llegar, la que se jacta,
de poner duda en todo y entre tanto
asegurarme quedo en el oído,
que todo en absoluto está perdido…
Con el trago en la mano establecido
y la más sorda y temida displicencia
para salir corriendo hasta la puerta,
y vomitar mi estómago completo,
paso por todos los minutos vivos
para joder los que se creen muertos,
esos me aguardan mañana en el trabajo,
en las rutas indispuestas de los libros
y los cerebros nuevos que aun no estrenan
esa sabia virtud de hallarse plenos
pero aun descreídos del problema…
En el aula dibujo ese martirio
de saber que el gobierno de los siglos
es dictado por la sed y la avaricia
permeando también mi amado rostro,
la virtud que dictó el conocimiento
para ignorante verla al fin perdida,
un maestro yo soy y no recuerdo
como por bien se sale de esta hora,
la previa a coronar con vida el día
y una antes de que haya madrugada,
debe estar la respuesta encajonada
en el cuarto que me espera, y en la cama,
donde dormir cinco horas a lo sumo,
debo lograr para llegar dispuesto
en ese abrir los ojos contemplando
aquello inesperado allí esperando,
no hay nada de misterio o hermosura
en el hoy de un maestro que no enseña,
recién sabe que ha sido superado
por lo que ayer solamente pretendía
que creía entender y no sabía,
que nunca ha comprendido,
era mentira…

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

sábado, 2 de julio de 2011

SABE VESTIRSE LA PIEL…


LAS AMANTES

4''

Sentadas en la barra que da al fondo,
en este bar donde todo está al oscuro
se parecen a efigies que movieran
la cabeza, los brazos y las piernas,
portentosa tecné que nos supera,
con su bien novedoso lo presente
cada día las cosas cambian todo,
mientras eso sucede tras la puerta
aquí todo se envuelve en mil quietudes,
ellas saben que son portentos raros,
sus miradas revelan sentimientos
que ya llevan su marca por mil años…

El amor las disipa y el instinto
que hace tiempo se lee en sus miradas,
tiene ya puerta propia y domicilio,
aunque sean todavía los decentes
quienes creen con su voz y su conciencia
que aquí pueden erigir abecedarios
para nombrar lo que en nada los requiere,
es decir, que son ellas propietarias
de sus cuerpos y sexos para darse
sin que sea su género problema
para amarse y gozarse hasta que cese
en ambas el aliento y les regrese
la mesura que ahorran cuando se aman…

Tendidas quedan yertas, agotadas
cuando el sexo se duerme en sus miradas
y  el sueño las apaga hasta que duermen…

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

viernes, 1 de julio de 2011

ANTE LOS NIÑOS QUE SOMOS…EN EL CIRCO


SIN RED DEBAJO

funambulista

El que tramita el equilibrio frente a todos,
en ese lazo templado bajo la oscura carpa,
sólo seguro está de que lleva el apellido
de un padre grande que aprendió el oficio
por respetar el miedo y desdeñar la muerte,
este que va no se jacta de caminar todos los días
por el mismo callejón angosto y sin esquinas,
gentil funámbulo decreta que lleva doble vida
pero que todos ven perfecto en que consiste,
es darle a los ángeles un beso en la mejilla
aunque no sepa esas sutiles diferencias,
que el de la guarda es tan semejante
a ese que arde sin sentir en el infierno
y vende almas para ganar bellos salterios,
nadie lo ve pero hay quienes le rezan
en este cuerda que atrae tantos ojos
el alma leve se le mece ingobernable
y las rodillas le tiemblan sin que pueda
otros acordes escribir para que ellas
se queden enyesadas, y gobernadas dejen
ser el artista eximio que a nada referencia,
y sólo renuncia ahora a ponderar detalles,
como a escuchar la voz de su querida
que le murmura claro al oído sus amores
como si él ignorara si él siempre los conoce…
O aquella recordada seguidilla
de voces recias y dulces simultáneas,
la de su madre difunta y bien amada,
la de su padre, que murió colgado
de un lazo nuevo, en gravedad tensado,
cuando su vida en un punto difuso
pensó muy mal que al final había llegado
y se colgó sin avisarle a nadie,
él con su marca en el cuello se llevó
historias bellas del circo de otra era…
Hoy en la altura le prueba a todo el circo
que está curado, que no tiene suplicio,
sólo recuerdos, dos padres que murieron,
y este divino aire que le lleva
como funámbulo experto y temerario
igual que negra o corchea que brotaran
de la sapiencia sin nombre como arte
sin casi esfuerzo del piano y su teclado…

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor