martes, 30 de agosto de 2011

BUENAS NOTICIAS...

ESA ERA... 


Hora del buey,
estertor pagado con enjundia
que se envanece por carecer de lo más obvio
un nombre que le guste, un apellido...
Lunar de frente testarudo feo
mandíbula que tiene promontorios,
y ojos desabridos en café,
que purgas ya conocen
y tienen mil historias que contar
que los otros ya echaron
al olvido...

Decente,
le han gritado por la calle
cuando ha corrido tras la dama vieja
a la que por correr  tras el tranvía
se le cayó del bolso una moneda,
la que si queda tirada de testigo
sobre el cemento pisado por millares
le faltará al pasaje de ese día,
y habrá de caminar hasta su casa...

O la vez que le vieron cacareando,
haciéndose de gallo en los vergeles
para que unas gallinas confundidas
vinieran a comer maíz hervido,
consiguió trabajo como pavo,
y después como toro enamorado,
burlaba soledades en la fincas
y solos animales se creían
de su género opuesto 
acompañados...

Esta es la hora de saldar los rojos,
de cuadrar cuentas pendientes,
te miran los que nunca te miraron,
los otros que mejor te conocían
los dientes ya te muestran, incipientes
porque de mano y letra del destino
llegó la hora misma de los pagos,
supiste sin saber ser elegido, 
la mano que no escribe ya hace historia,
en la mesa vestido de tu gloria
no puedes evitar esa sonrisa...

La de los héroes 
que no cayeron presos,
la de los sabios que leer apenas saben,
esa que vemos en los rostros niños
y en los aliados del amor prendario,
esta es la hora de ascender a jefes
los que nada tenían ni su angustia,
el pobre que prestó para comprarla
y que un número eligió a ojo cerrado
no ganó ese cuarto de quiniela,
le dio a la Nacional,
la Lotería grande,
la de veras...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©


viernes, 26 de agosto de 2011

EL SILENCIO DURA DOS VECES...

CORREO DE PIEL


En este túnel de encallado tiempo 
he debido pernoctar por muchas noches,
piel de seda, postales, túnicas de mujeres
vaporosas,
en los pies magulladuras y en los labios
senderos de vino rojo y dulce quema
me han dicho que sólo vine acrisolado
por las sendas que los recuerdos dejan,
sin que haya nombres o sitios aclamados,
que te digan la verdad a ciencia cierta,
que cuerpo toca tu mano o de quien es
esa boca que dice que la esperes
y luego otra se llega entre oropeles,
para decirle a tu recuerdo,
si recuerdas...
He debido cabalgar mil espesuras, 
purgado inconclusas penas no maduras,
equidistando entre dolores y placeres
que parecen hermanados y celosos,
los nombres de doncellas y donceles
parecen entretejerse entre colores
que fascinantes mienten sobre el negro,
matices agrisados en mi pelo
y renombradas mixturas 
de improbable evento,
amarizajes aéreos en cobalto rosa,
incestuosos irreales resbalones,
que no tienen registro ni tarjeta
en leoninas bregas taciturnas,
se enfrentan a momentos estelares
del circunspecto presente engalanado,
con la sombras de páramo y lisonja
que me llegan aquí de todos lados...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

lunes, 22 de agosto de 2011

ENTRE EL RASTRO ANÍMICO Y EL GESTO

INVOLUCIONARIO


Todo lo fiel que pueda frente
a mi inquisitorial adolescencia,
reserva tulipán cadencia,
bala que surca dos recuerdos
preñando desde siempre lágrimas
de los nunca que regué
sobre la almohada...
Todo lo inútil que niegue esa verdad
de saber que la bondad
no tiene rostro,
solemos ser un todo o un ninguno,
reclamando inocencias ateridas,
que se mecen
en dilatorias negativas
sin pugnar más allá
de la siguiente cuadra...

Entonces domestico
de nuevo
la falaz filosofía de la furia,
que perdigones disparó
sin mesura ni pulso,
tejidos a la mejores palabras repetidas
revolución,
batalla,
sangre,
canción,
revancha,
persecución agraria,
desalojo,
y les anudo este presente
prematuramente revejido,
fundando este poema
en una piedra, patada, positivo,
que tiro otra vez como antenoche hiciera,
contra un vidrio,
el banco que ha cerrado,
un policía que mira a la modelo que pasa y no lo mira,
solamente para recordar cómo se tira sin fallar
la maldita primera piedra con que hacer revolución...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

sábado, 20 de agosto de 2011

LA RIQUEZA POBRE / Poesía de José Ignacio Restrepo


SÁBADO

500px-guajira-cabo-vela-minas-del-cerrejon-2009814_71754_75_1

El Cerrejón los mira desde la negra cima,
a los dos que han ganado del carbón
la batalla más ardua que  libraron:
dejar allí la vida inmaculadamente viva,
a la muerte mirar sin temblar en la mañana
y por la tardeo observarla con el canto otra vez
aunque sea con los ojos negros y la mirada vencida
de lo cansada, lo muerta,
lo negramente inmaculada…

El Cerrejón los miró como si fueran esclavos
los dos de manos heridas por el alma atados
y los nudillos de ambos tienen ese rojo bello
de la sangre enredada por la pelea terrena,
la de la sobrevivencia de toda hora y minuto
en la senda del carbón que rescoldo no les deja…
Ellos jamás han querido lo que otros tienen de sobra
por que la herencia de nada es su caja de pandora,
nunca han dejaron de ser y creer es buena parte
de su sincero jornal con el cual nada se comen..
Pero, no tendrás reparo en mirar como se ven,
son un hombre y su mujer encalados de carbón,
negros de pies a cabeza de alma resplandeciente,
hoy que es día de pago, con la frente muy en alto
irán con algo al abasto para pagar y comprar,
y después ambos ya blancos, se irán al pueblo a bailar,
porque es hora de soñar, con un Cerrejón vencido
que calma a un pueblo sufrido pero que acabe por fin,
un Cerrejón malandrín con su carbón terminado…

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

jueves, 18 de agosto de 2011

SABIDURÍA ES BEBER CON SED...


EL COPÓN


Ayer 
fueron reparados 
gozos epiteliales y de alma 
y ante el menguado dolor y la apatía 
que libertades que das jamás te quitan nada 
mientras el hoy desparpajadamente reitera avaro 
ceñido por la voz de la conciencia prematuramente marchita 

De dentro, las montañas se renacen diariamente 
de los tumbados antes firmes fundamentos 
y el viaje que entre quietos disfrutamos 
suele llamarse estructura del criterio, 
dime razón, el nombre ignorado, 
el camino seguro del amago, 
para yo serenarme, 
para amarme, 
y volver 
a soñar 
dime 

El eco, 
sugerente 
me respondió, 
primero con voz 
suavemente limpia, 
después su vozarrón 
simplemente alto apabulló 
lo que tuvo en mi pasión sentido, 
desesperado corrí tras una luz intensa 
que pensé faro y era como una fosa abierta, 
mi pregunta sucumbía en su respuesta una vez más 

De dentro está la vida...Fuera son sólo los muertos ecos, 
eso que ves es lava ardiente, la geografía de los días... 
Puedo decirte contando por mis dedos y mi frente 
que las marcas dicientes son retales sordos, 
los dolidos embelecos y las ansias nobles 
hacen fila allí adentro para cumplir, 
como niños ante ventanillas limpias 
que decididos llegan hasta el zoo 
para liberar a las bestias 
que les causaron dolor 
cuando eran reos 
de sus pequeños 
cuerpos... 

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright © 
• Reservados todos los derechos de autor 


martes, 16 de agosto de 2011

LOS QUE SABEN MÁS…O MENOS


¿BRILLA EL ORGULLO?

ROJO ORGULLO

Justo porque  la voz es el único navío
que de salvar distancias en azules
y entre fornidos riesgos desplazarse,
ha puesto a las palabras estandartes
unos rojos por su sangre expuesta,
o por la esperanza derramada verde o sepia,
entonces ve a decir que fue accidente,
que el flagrante discursivo es un pirata
cuando realmente es su amor por la palabra,
lo que lo tiene colgado por el cuello,
suelo decir que mudo es el destello,
y que el fulgor que apenas un murmullo
sólo precede aquella otra experiencia,
esa que él alaba narra con sapiencia:
el sol brotando como nuevo en la montaña,
o de la bronca mar como decía el gaviero,
toda la luz posible inusitada
naciendo de una vez sin un pedido,
tributo presuroso que a la vida
da testimonio fiel de que hay un orden,
y que no eres tu quien da lo que presume,
tu luz es ponderada pero breve,
se refleja en candores y quereres
pero no gesta más de lo que toma…
Entonces no te afanes en probarte,
reyes del hoy igual a los de antes
miraron su reflejo en el espejo
y conmovidos lloraron por orgullo,
soñando que jamás acabarían,
sin comprender que el brillo que creían
les era propio, feliz y originario,
provenía del borde escapulario
que el sol brillante ponía en el espejo,
por generoso, por fiel y por ser ciego…

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

sábado, 13 de agosto de 2011

SE ENTREGA LO QUE HAY...


DE AFUERA HACIA ADENTRO, HIJO


Tomando los cubiertos como,
del lado del plato hacia su adentro,
como por cientos de momentos
me repitiera mi madre,
practique hijo,
son los fundamentos,
sin ellos ni ese paso sosegado
de la hormiga que va y luego regresa,
tuvieran el virtuosismo que parece
y que no es otra cosa sin dudarlo
que el sencillo fragor de guerra interna,
lo que solemos llamar apostolado...
Meterse en la cabeza esos guarismos
que a simple vista nos parecen mustios,
de elemental franqueza
y ortopedia,
ahora son latitudes recordadas,
diezmos pagados por joyas prestadas,
que se quedaron viviendo entre las manos,
de anegado fulgor
tapándonos los ojos,
atienda niño no sea caprichoso, 
coma de todo,
nada deje en el plato,
para que sea siempre en mesa ajena,
el mejor comensal siempre invitado,
el que todos desean recibir,
el más condecorado
por la sonrisa que para salir,
hacía exigencias veleidosas
y frente a usted prolija y reverente,
brota sencilla, mansa y elocuente...
La voz de la mamá tan recordada,
se extingue con la postrera cucharada,
y el educado comensal deja la mesa,
paga lo consumido
y sale por la puerta
para vivir sin mella
lo que le queda de duro
a su jornada...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

jueves, 11 de agosto de 2011

NOS QUEDA POR VER…


HISTRIÓN


Fue convocado el olvido
pero no llegó,
usó su falaz estratagema
de quedarse atrás
con su máscara sueca....
Fue convocada la rabia,
pero se marchó
a poner la queja
por una intervención
de estética práctica,
que quedó imperfecta.
Le iban a extirpar
su negra conciencia
pero se les fue de pronto
la corriente eléctrica...
Fue convocada la razón,
la única que vino...
Ella en soledad,
se quitó una prenda
que toda la cubría
y quedó desnuda
ante la jauría,
de mis pensamientos
harto ya famélicos,
que corriendo fueron
con prisa a cubrirla
y la serenaron,
no iban a morderla...
No había sentido para estar aquí,
nos fuimos corriendo
para ya no ser
los que antes fuimos,
o quisimos ser........

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

martes, 9 de agosto de 2011

EL MEJOR RON DE LA CASA…


DERECHO Y RECTO

desempleado

El vientre que recibe el ron caliente
ya preparado por siglos de prehistoria,
resiente que no hayan pensamientos
tras de la fe de enviárselo a la boca,
no son tantos los años siniestrados
como para negar algún nuevo motivo,
que tenga en su breviario algún sentido
de renovado acento y acomodo,
en la frente que suda entreverada
por querer que sea todo o sea nada

El empleo se fue, ya no hay remedio,
tampoco era gran cosa, lo comprendo,
pero empieza el invierno y no hay ahorro,
no tengo lo que muchos si poseen,
un plan B que me muestre otra vertiente,
otra forma de  hacer que no sea ésta
que muerta me incrimina allí en la mesa ,
por mi recia manera de apoyar
y la violenta repulsa de mis manos,
el mentón de mi jefe lo ha sentido,
primero un derechazo y luego un recto,
por decirle que todo era si él quería,
el orgullo revestido ante el desnudo,
el que todo lo ha tenido con holgura,
enfrentándose al que vive con un sueldo,
y que ahora ya no tiene ni aún eso…
en su bolsillo acaso quede un sólo Duro

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

lunes, 8 de agosto de 2011

SEÑAS EN LA PIEL...

 NO HAY NADA JUSTO 
EN LO QUE NO ENTENDEMOS


Como perder de vista al ser amado,
y al recobrar su rumbo y alcanzarlo
tocar con nuestro dedo sucintamente
la espalda tantas veces fiel mirada,
y luego ver en el rostro que voltea,
otra pregunta,
otro triste mortal,
otra distinta cara...

O cuando se cayó nuestra maceta,
por dedicarle más de una mirada,
limpiábamos sin más esa violeta
que florecida siempre nos hablaba
cuando perdimos pie por ir aprisa,
y se quedó en ciernes nuestra risa,
la planta se cayó,
voló un segundo
y en la acera quedó

O cuando la estación no tuvo gente,
nuestro espasmo tardío y elocuente
la despidió ese día sin quererlo,
la amada se marchó sin ver atrás,
se rompió la palabra entre orfandad
 cundió la oscuridad en el firmamento,
mi rostro lastimero,
contrahecho quedó 
y desdijo de todo

Para siempre el tren ya se marchó,
son malos días y no hay nada justo
las palabras de ayer no dicen nada,
es la acre soledad nuestra galana,
sombría resignación sin alegría
en lo que no entendimos,
en lo que no entendemos
todavía...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©

• Reservados todos los derechos de autor 

jueves, 4 de agosto de 2011

EL RESTO DEL VIGOR…


ENTRE DOS

8x

Tersa tu piel,
esculpida en oro tu palabra,
cuando me dices amor yo te venero,
el oído de mi pecho te idolatra,
no sabía que mi alma tenía verjas
hasta que vi cómo te las saltas,
ignoraba el harto desenlace
que tu ausencia determina cuando crece,
hasta que vi mis ojos espejarse
al buscarse en los tuyos deseosos ,
y llenar de alegría mis recodos
cuando el beso desprovisto de pecado,
se instaló en los labios envarados,
que del rojo y el magenta hasta el rosado,
nos dijeron incubados en silencio,
que tan cierto es que nos amamos…

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

martes, 2 de agosto de 2011

VER SIN SABER = IMAGINAR


IMAGEN DOBLE

bizco-espejo

La tarea del bizco
tiene de recursivo un adelanto,
cuando hace el gesto simple que es espanto
para cualquiera que mire normalmente…
Separa los colores sobre el eje
que nítido horizonte le atraviesa,
la imagen repetida en su cabeza,
predispone los tonos y el espacio,
luego abre la etiología de la forma
hasta armar los iguales en su frente,
trazando un horizonte divisorio…

Cómo cualquiera puede ser el uno
no se detiene en elegir aprisa,
primero hay que escoger esa sonrisa,
que derrota a animales y a mujeres,
sacarla por la boca en poesía
y esperar el retorno de la imagen,
desplazada por su propio velo…
Los que miran normal no entenderían
que motivos no hay en ver aprisa,
no por bizco se gradúa en experticia
y logra desmarcar ambos te veos,
en difuntos, en rostros y en espíritus...

Entre tanto logra de insistente
cuando todos los demás aún se interrogan,
sobre cómo lo hace, cómo logra,
y pese a verlo todo repetido,
destejer lo real de lo aparente,
mientras el sueño ancho le adormece
y la senda fatiga tiñe todo,
de una bruma fatal que vuelve oscuro,
el ambiente real y el repetido
que se van a dormir al mismo tiempo,
cuando el bizco sin más cierra los ojos…

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor

TRÍPTICOS.............

VIGILIAS

EL VINO ACABA
Y CON EL TERMINA EL SÁBADO,
LOS ROSTROS BELLOS BIFURCAN
SIN QUERERLO,
AMABLES SOLEDADES  Y TORMENTOS,
QUE TIENEN NOMBRE PROPIO,
QUE GUARDAN CON EL HOY
SU FUNDAMENTO,
Y QUE SOBREVIVIDOS SE PRESENTAN
PARA CERRAR VENTANAS Y ABRIR PUERTAS,
EN LAS RUTAS DEL NORTE DEL OSCURO
QUE LA CAMA, 
SERENAMENTE DUELE Y LLAMA,
IRÉ POR MI TEMARIO SIN RODEO
A PRACTICAR EL SURF,
DE OLAS DE SUEÑO...


VERDES

VERDES SON MIS CULTIVOS Y SIN TIERRA
DE ESPERANZAS SEMBRADAS HACE AÑOS,
CUANDO NOMBRE NO HABÍA PARA EL SUEÑO
QUE HOY DESPIERTA CONMIGO ENTRE MIS MANOS 

CARTAS LLEGAN AL HOY TODOS LOS DÍAS
QUE REMITEN LEJANOS Y SINCEROS,
FIRMAN HOMBRES Y MUJERES EXTRANJEROS
CONVERTIDOS EN ALIADOS POCO A POCO,
COMBINANDO CORAZONES Y SENTIDOS,
LITERALMENTE ESTE AÑO YO HE NACIDO

TRAEN SUERTE MIS PALABRAS EN SU PRISA
SIN ESFUERZO NINGUNO VUELAN SOLAS
COMO NUBE QUE VIAJA MI REZAGO,
LEVA ANCHO EN EL CIELO DESAHOGOS,
ME DESHAGO DE TODOS MIS CERROJOS
Y LES ENTREGO TODA MI RIQUEZA

VERDES SON LAS FRONTERAS QUE MIS VERSOS
A TUS OJOS SOÑADOS LES DIJERON
QUE DESTINOS HABÍA A LAS QUIMERAS
MÁS PROFUSOS EN DOLOR Y QUEJA, 
QUE ESTE MÍO TENAZ DE SER POETA
DE MIS LETRAS SINCERO, ESPERANZADO,
COMO VOS PASAJERO DE TUS LIDES
QUE HAS LLEGADO BUSCANDO PORVENIRES


PREGUNTAS


CÓMO SE LLAMA EN MI ESPÍRITU
ESTE ABRAZO APRENSIVO DE LA PENA,
QUE CANSADO  DE IGNORARSE PONE NOMBRES,
DISTINTOS DE LOS QUE AYER LE DIJE,
CUANDO EN CÓLERA MONTÓ,
SIN MÁS MOTIVO NI URGENCIA QUE SABER
DÓNDE SE ALOJA,
QUIÉN ES EL HABITANTE,
PORQUÉ HASTA HOY LE VEO ITINERANTE
BROTANDO DE MI MÚSCULO PERPLEJO,
QUE INTACTO BUSCA SU HOMÓNIMO LENGUAJE,
PARA PEDIR RAZÓN DE ANDAR ILESO...

CÓMO SE LLAMA FATIGA ESTE CALAMBRE,
DE VER A OTROS PARAJES TAN DISTINTOS,
ARMADOS CON MIS ARMAS EN SU CINTO,
MIENTRAS VOY CON MANOS INOCENTES,
OLIENDO A MIEL, ANÍS Y A MADRESELVA,
PERDIDO DE CONFIANZA, ENTREVERADO
EN AMORES CALZADOS POR LA FUERZA,
SENTIDAS DIGNIDADES EN LA PRISA
Y ARDORES QUE DE VAGOS INTIMIDAN,
EN EL SUELO REGADOS ESPERANDO
SER DISPUESTOS DE NUEVO EN EL TERRARIO
DE DONDE AYER LOS EXPULSÓ LA BRISA...

ME DOY EXPLICACIONES NO PEDIDAS
SOBRE EL TONTO Y SENTIDO FUNDAMENTO
QUE SALVARÍA TODO LO QUE  SIENTO,
SI FUERA NECESARIO REALMENTE,
SI EL NOMBRE QUE INTERROGO ME LLEGARA,
DEL BRILLO DE TUS OJOS MI SEÑORA,
MAÑANA POR LA TARDE ,
A CUALQUIER HORA,
POR FUERZA COINCIDENTE O POR CORAJE,
ACENTO SOBRE NÍTIDA ELOCUENCIA,
DESTREZA QUE DIALOGA NO SE CALLA
PUES PULE ESE BREVIARIO DE LAS ALMAS,
DESTINO DE LAS VOCES Y EL SILENCIO
QUE ESCARCHA TODO CÁLIDO FERMENTO
QUE A VECES QUEDA
Y A VECES SE MARCHA

JOSÉ IGNACIO RESTREPO Copyright ©
• Reservados todos los derechos de autor