domingo, 22 de enero de 2012

CANCIÓN DE BODA PARA SOLO UNO / Poesía de José Ignacio Restrepo

CUÁNTO TE DEBO...


Como me cala de bien
en este fin de noche,
el bar solo, amado como piedra
que pisa los papeles de la mesa,
parda alma en grima anclada
y sin sustento,
como arcabuz disparado
ajeno al viento,
y a la guerra llamada por perdida,
alma sola creída mal herida,
que desplegada al azar sin rompeolas
desdice de finales en la hora,
en que el destino ve su pasaporte

Como me abato hacia abajo
en fiel barrena,
alazán de descampados, negras faenas,
que le ataran un yugo a su garganta,
sin que pudiera hallar en si la calma,
buscado por doquier y con campana,
sin más deseo de volver
al fuero penitente del ayer,
sin la magistral condición
de ser su dueño

Cuánto te debo viaje, por los días,
pasados entre aquella hora incierta
y la final
cansada y descubierta,
que no traía cambio a mi avatar,
pero si más soledad
de la encontrada,
te pagaré al final de la jornada,
con cambio que regrese en el bolsillo,
como se da al gamín que fiel te espera,
a que llegues con vida
hasta su quicio


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©



2 comentarios:

  1. aprendizajes, oportunos y a veces, menospreciados, si te deja retornar el viaje, bienaventurado, si no lo hace, hacia adelante, hacia otro nuevo camino de crecimiento. Bello poema con algo de queja, pero llana y sin sombra. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de la noche esa voz tan apreciada, que dice bajo -ha terminado la jornada-...Pero a cualquier hora, surge sin antifaz bien dentro nuestro, ese otro grito de tono algo siniestro, crítico fundador de tu destino, al mismo tiempo niño que desata tus alas, para que huyas de todo impuesto fijo...Cómo de bien me hace verte cerca, Carmen Soriano, querida de estos rumbos, de los cielos causante compartiente,en otros días no lejos, amiga de la casa cuya puerta, lleva por fiel sendero al alma mía...

      Eliminar