lunes, 2 de enero de 2012

PERDÓN…¿CÓMO DICE? / Poesía de José Ignacio Restrepo


YO AMARGO

no más

Quebrado afán de ir para volver,
cuando el criterio en que se apoya todo
linda su límite solamente con el tiempo,
cuanto es maduro o infante algo crecido
tiene su minutero detenido,
su descompuesto horario  en cualquier punto,
las tres que son las cuatro si te apuras,
sumas nada ortodoxas que se dejan
de la ortodoxia fina hacer las crestas,
para ver sin mirar la ruta definida,
un camino cerrado de trabajos
por donde todos pasamos lentamente,
con la visual casi siempre algo perdida,
mientras se mira la gente que no sabe
o que si sabe pero no tanto como cree…

Como los átomos que surcan sin barrera,
buscando lastres donde hacer más peso,
mis pies atados de cualquier modo corren,
mis ojos muy hacia adentro constipados
miran gente que posee cinco estómagos,
cómo en sus bocas rumiantes y cebadas
se hacen palabras idiotas y esperadas,
para que yo bien distinga a Cuasimodo,
de toda esta servidumbre de lo ignaro…
Yo mientras tanto pregunto a mi futuro
por unos cientos de miles de contrastes,
unos más temidos que otros conocidos,
pero no dura el rezongo itinerante,
blando mi honda de arrancar  paredes,
tumbo el muro que me aparta de tu rostro,
y sin temor por repetir preguntas,
me enfundo atrás de mi mejor sonrisa
para buscar tu rostro en la cornisa,
y sin alas otra vez y sin coraje,
saltar sin ver lo que me aguarda abajo,
- diez metros más y terminado el viaje -
donde tendidas limpias y secando
están las sábanas de otros que no saben,
como vos, como yo, como otros tantos,
ni un milímetro o dos de lo que afuera
también ayer no ocurría en la azotea…

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

5 comentarios:

  1. decía alguien por mi muy amado, a palabras emitidas por laringe inconsciente, trompas de eustaquio en perfecto estado de reposo, tú has dicho lo mismo pero en un poema redondo, felicidades Restrepo.

    ResponderEliminar
  2. Espero escritor que no se enfade usted al ver,escrito por mi un comentario ;pero disfruto la amistad de nuestra amiga Carmen,que me dio esta hermosa oportunidad de leerlo nuevamente .Le digo escritor que su poema me ha enamorado como todos su poemas y puedo recordar nuevamente su estilo ,muy directo ,y escarbando en la conducta humana ,me sigue maravillando su estilo ,gracias por este nuevo poema suyo ,otra hermosa perla que reluce .un abrazo escritor,lidia

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el brillante comentario, que e perfecta herradura califica esa especie de media vuelta, en mi poema descrito, Carmen... Y a ti, Lidia, especial agradecimiento por tus palabras reveladoras del afecto, que profesas por mis letras... Abrazos para ambas...!!!

    ResponderEliminar
  4. Este ya lo había comentado , no por miles de veces leerlo , es hermosamente bello , el tiempo y sus etapas , el tiempo y la vida que se se lleva , cuando sin quererlos algún idiota , osa gritarnos ¡¡¡Feliz cumpleaños!!!. Y de ésa forma no nos que otra que seguir mirando el calendario que con brutal crudeza nos dice , ya es más corto el tramo. Pero de osadía en el amor se trata y es ahí en donde el tiempo se detiene y permanece como quieto , para disfrutar , un hecho que es al hombre el mas bellos de su absurda vida y hemos de morir por ello. Te amo Maestro José Ignacio. Amelia.

    ResponderEliminar
  5. Por visitar este claustro, mullido de sólidos ecos, de azotadas puntas que destilan lagrimas vivas, te doy un sonoro gracias mi querida Amelia... Sabes que este lugar tambien es tu casa...

    ResponderEliminar