sábado, 24 de marzo de 2012

A UNA AMIGA, QUE SE FUE CON LA MUERTE ... / Poesía de José Ignacio Restrepo

ODA A LA PARTIDA
(Para mi amiga y Maestra Patricia Ramírez)


Si...
Solo eso,
te has marchado para siempre,
no hubo ocasión de despedirnos,
así es la vida,
dijo mi mujer,
pero siento el escozor de los cobardes
pues no me fui a encontrar contigo
nuevamente,
debí hacerlo en virtud de un pasado
 habitado por candor y nardos,
te dejé partir en el asombro,
enferma y valerosa, suspicaz,
con tu cáncer a cuestas oprimiendo,
lo que tenías por vivir
y ya indispuesto
no supo en que lugar hacerse,
no podría haberte dicho sino amor
otro día nos vemos,
y te lo vengo a rumiar,como no lo sé yo,
ante estas letras disgustadas
y perennes...

Un buen viaje mi maestra amiga,
amante golondrina decorosa,
para el lugar que vas ten buena suerte,
sin equipaje vas y sin agua de repuesto,
con los ojos hinchados y los pies
por vivir con todos los deseos,
y con la vida premiada pues viniste
aunque en corta manera,
quedaron aquí tus pasos,
buena era sembrada con tus besos,
recuerdos de legiones de tus actos,
maravillosos en nada desperfectos,
 y yo con otros me quedo
como todos igual a los que esperan
que su turno llegue de algún modo...

Te deseo lo mejor para ese viaje,
muerte que se llama Vida,
solo otra etapa más
de la que poco sabemos,
que tocará emprender 
a todos por igual un día u otro,
esa hora porvenir
la hora cero

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

4 comentarios:

  1. Ay amigo, tú sabes que lo siento contigo... lo lamento de veras, pero sabes cariño que la forma más eficaz de lograr la inmortalidad es hacer ese viaje dejando atrás lleno de nardos el camino, con paso tan firme, que deje en el suelo surcos donde todo germine de nuevo. la semilla que deje distraido un jilguero, o la elegía de un amigo que te haga para siempre eterno, lo has hecho con ella, y de una forma impecablemente bella. Te abrazo mucho (siento haber llegado tarde para acompañarte en tu duelo, me distraía la misma vida que te debo, lo lamento)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada, amiga...Se fue una noble, gran trabajadora, ni quiso llorar así era ella, digna y egregia, buena dama de oriente, una cariátide magna...Mucho amor hubo entre nosotros, once meses solo que fueron un buen tiempo de siembra y de cariño, a dos manos...te doy las gracias por tu sentimiento, hermoso es que seres que no se conocieron, busquen un puente a ciegas, en nuestra alma poeta...Te abrazo querida...

      Eliminar
  2. En esta ocasión no hay versos floridos, sólo un sentimiento que se apresura a su final porque se resiste a recordar paso a paso, banzo a banzo, un escalón tras otro la experiencia pasada que, en este caso, es más sentida que la misma pluma cuando escribe "vida".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fernando por acercarte, en todo caso hasta un momento agudo como este, tiene antecedentes para lo que fue presente un día aciago, y que ahora es pasado...te ofrezco mi abrazo amigo...

      Eliminar