jueves, 12 de abril de 2012

SIN ROMPER AUN.../ Poesía de José Ignacio Restrepo

EN UN ABRAZO 
DE TU MAR


Ya que la pleamar por verte no termina, 
ni a la luna fatal merma en su órbita, 
deja que las estrellas iluminen 
el paso de regreso a mi Pandora, 
azotea venial de mis latidos, 
de mis cuentos prohibidos la señal, 
camino donde enhebro entre cadenas 
la soledad sin ti que me condena...

 Y por si llega el sol y no nos ve
y deja de abrigar este lamento
que en concordancia leve con los vientos
envía hoy hacia el cielo una noticia,
que sea por mi falta de pericia
para bogar el mar sin recordar
que las corrientes llevan los mensajes
 a donde quieren ir o solo van.

Que son vagas rutinas nuestras vidas
para el dueño de la mies y de la vida,
que las penas de amor se reproducen
como frutos de colores por el llano
y que el mar es su hermano en esas lides,
el plancton que no vemos es su haber
de cuentas por amar sin devolver,
amores desdeñados y rencores...

Entonces que no lloren nuestras almas
que habernos conocido ya es un logro,
si te amo o me amas con pasión
un mensaje enjaulado en la botella,
hará de mensajero a las estrellas
para que en luz bendita nos comente
que es la noche oscura nuestra amante
y en ella ya tenemos nuestro goce...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
Copyright ©

2 comentarios:

  1. Podría plegarse el horizonte y dejar de nuevo ser a Pangea, en cuyo centro debió originarse la pasión primera, para luego dividirse hasta el desastre.. podría ser el cielo más amable y dejar el mar para la pesca y los mensajes solo para la bocas que labio a labio se lo dieran... y llegara cada beso con su agua y no lo desecara ningún viento... es formidable, dolorosamente bello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene tanto de mi como de ti...Un abrazo largo y extendido, Carmen...

      Eliminar