miércoles, 2 de mayo de 2012

RECABADO DEL ATLAS DEL PASADO / Poesía de José Ignacio Restrepo

ANTIGUO


Que virtud excesiva la del lazo
que ata todo lo tuyo con lo mío,
a sabiendas que el tiempo malherido
con su espalda de Cristo que ha caído,
ya nos cubre de un porvenir sin bendiciones,
cartas que no escribimos,
souvenirs de amor que no mandamos,
deseos en la piel haciendo fila
y lágrimas caídas sobre el piso
pero nunca lloradas,
de que todo lo nuestro ya pasó
son añejos testigos...

Vengo de la avaricia de lo nuestro,
del tiempo desmentido e irredento
por las cosas previstas que marcaron
las caricias con frío por la prisa,
y los frutos regados por el suelo
como tosco tributo...
Y como vengo,
me marcho acongojado,
el rostro presumido de este lapso
vacío de lo mío va mirando,
respirando del aire que nos dio
un poco más de tiempo,
para halar de esa atadura
hasta romper
y hacer un gris adiós,
sin largar un lamento,
sin rezarle un perdón
en tonos bajos...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

2 comentarios:

  1. Y cuántas veces todo lo que fue, ni siquiera da espacio al podría haber sido.
    Magistral...
    Te dejo un abrazo que alguna vez, en cualquier vida podrá ser... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no me vistas de fuego y de nostalgias, que bien dentro llevo, con esas amadas palabras que compartimos, sin poder mirarnos, tras el biombo azul del otro barrio, justo como ahora, mi querida, igual que amorosamente lo hacemos ahora...Que los regalos van y vienen, y llegan sin previo aviso los te quieros, es prueba sucinta y delicada esta visita amada, mi querida ladrona, que se llama como un Cesar, mi Fabiana...Abrazos, gracias por venir a leer sentimientos...

      Eliminar