lunes, 14 de mayo de 2012

¿Y NADIE ME CREÍA? / Poesía de José Ignacio Restrepo


ARRITMIA


Alojada en mitad de la garganta,
mansamente en su irónica osadía
la palabra genial me precedía
y podía admirarla
casi afuera,
dicha por algún genio, 
de primera,
pero hacía el inventario
nuevamente,
estrujando de mal modo
mi fría mente,
y ella graciosamente se me iba,
montada en un caballo,
que ironía,
o cubierta de alquitrán
como pingüino
que surgiera inesperadamente vivo
del derrame más grande de petroleo
ocurrido al final del otro siglo.

Engarzada como joya de un habsburgo
que joyeros buscaran y no hallaran,
la palabra genial que algún gran juego
dejó en diez
los minutos miserables
que tuvieron los otros al buscarle,
y ni eso 
porque presa allí en mi nuca, 
taladrada por el afán y por el miedo,
donde nació, creció y se hizo una semilla,
atorando los sueños y la calma,
mientras nadie gritaba en esa sala
lo que yo no podía musitar
tanta era la alegría intercostal,
mi corazón casi se paraba,
al ver toda  la tabla ya completa,
en euros era casi una fortuna,
ciento cincuenta mil más dos que sobran,
apenas comprendí reí en silencio,
y del pecho con gran fuerza me salió,
BINGO, BINGO,
MIS QUERIDAS SEÑORÍAS, 
la tabla completa es solo mía!!!

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©
Enhanced by Zemanta

0 comentarios:

Publicar un comentario