jueves, 25 de abril de 2013

CADA MES UNA FILA, POR CADA FIEL DÍA TRABAJADO / Poesía de José Ignacio Restrepo



SOLDADOS


Esbeltas y esmirriadas,
figuras de sus sedes llenas,
al fragor de lo indigno, lo que llegue,
de pie como cosacos nobles
que pese a su alta alcurnia, a su linaje,
sin apenas equipaje son llamados,
tabulados de furia entre sus rostros,
entregados sin lid y sin quebranto
al tedio irreparable de la guerra,
no la de armas y rasantes proyectiles,
no la de muertos tirados sin un nombre,
y patrullas enemigas vigilando,
no, esa no la de unos disparando
contra otros que de ellos se defienden,
sino esta de bancos contra gente,
de fiducias penitentes y manchadas, 
anchándose del saldo de los pobres,
los ahorros inmensos, elevados,
robados a estos de la fila,
pensionados les dicen
los que hollan sus presentes como buitres,
homicidas de las horas ya prestadas,
a las casas de esclavos mal llamadas
industrias, comercios, oficinas,
celebérrimos antros del dinero
donde gentes aviesas por lo avaras
les quitaron lo bello y juvenil
a su rostros añejos por el gasto,
a pesar de haber leyes y sonatas
los sangraron, un día sobre otro,
poco a poco volviéndose extranjeros
de sus hijos, sus casas, sus esposas,
de su vida entregada a la labor
para poder vivir un digno hoy,
hipotecada vida eternamente
- a ese mañana siniestro -
donde aún vive este sueño,
y el de ayer...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
Copyright

0 comentarios:

Publicar un comentario