domingo, 25 de agosto de 2013

RITOS SONÁMBULOS / Poesía de José Ignacio Restrepo




PARTIDA
 
 
Llamado sin respeto
por locuaces y nuevos Rasputines,
el momento preferido sin olvido,
yo lo he bautizado con esmero
el tiempo final de los armarios...
Nos hacemos frente al molde de madera,
y sacamos lo que no sirve de nada, 
prenda a prenda, las lociones, las corbatas,
como si fuera lo único aún útil, 
con el mayor pudor de los cuidados
arreciamos para hacer todo posible,
miramos la pared limpia y sin motas
pidiendo sin orar sustento nuevo,
luego hacemos de monjes vacunados
y tendemos la maleta corroída, 
mientras los ojos nos lloran sin consuelo, 
en mitad de la cama descubierta
donde rendimos las guerras y las paces,
ahora solo pedazos de recuerdos...
Cerramos la maleta y la tomamos
como si fuera lo último que existe
y luego, en el porche recordamos 
 que dejamos vacío en vez de lleno...
por mentir muchas veces con cuidado,
esos cuatro te quieros simulados, 
como seguidas luces, veinte faros
iluminaron con fe cada segundo,
y hacen fiera consulta en este espacio, 
cada cuarto vacío, cada alfombra,
las ventanas, las puertas y el zaguán, 
en los ojos cerrados de quién sabe, 
en el pecho dormido del que ya
se ha marchado aún antes que este que habla,
dejando algún susurro en el portal,
y una carta en el ático vacío...
y, me mira el recuerdo corroído:
Estas llena de miel, no te sonrías,
veo migas tiradas en la alfombra,
y falta el pan, mi amor, ¿dónde lo escondes?
...hay hormigas en fila, en el zaguán...
 ...dónde tienes el pan...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©
 

0 comentarios:

Publicar un comentario