miércoles, 2 de octubre de 2013

ANCLAS EN TIERRA / Poesía de José Ignacio Restrepo



EL ÚLTIMO RECUERDO


Y no será la muerte árbol ausente, 
cantan las nubes que pasan por su tumba, 
las pieles desprendidas de su rostro,
del cadáver entero, de sus manos
convocarán a las olas y a los vientos
para que ellas dibujen otro azar,
el horizonte estará otra vez completo
sin rencores atados a una fusta 
y olvidados en un mal verbo amar...
Letras perplejas por vivir ancladas
en las flores que te nombran y me gritan
o esos diez tulipanes secos vivos,
o las veinte magnolias que dejé
para que recordaran que en la piel
llevo siempre tu promesa de estar vivo...
Ya se marchan los aciagos pensamientos
esas ansias que son flores suicidas, 
en las vidas de los que nos queremos, 
luzco como un gran árbol ante el alba
igual que lo hacen los que son felices
y que llevan atados a su pecho, 
los recuerdos durmientes de sus críos...
Arde el velo que cubría la esperanza,
y esas fotos que decían de la vida
algún canto, alguna bella golondrina
que volaba cuando había fiesta,
y dejó de volver cuando partieron,
por el camino alto hacia la guerra,
ocultando sus sombras bien amadas
tras el turbio follaje de la ceiba, 
que en la vega apodada libertad
parte en muchos el ancho del camino
y se angosta después en la maldad...
JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright © 

0 comentarios:

Publicar un comentario