jueves, 24 de octubre de 2013

LO QUE QUEDA DEL DÍA / Poesía de José Ignacio Restrepo



CON GRATITUD


De tanto ir y volver me hallo cansado,
no tanto que no pueda decir
cómo ocurrió, por qué y acaso cuándo,
de la manera torpe que lo hacen
aquellos que sintiendo la fatiga
no saben ni la quieren esconder,
de los otros
que miran...
Los buenos y los malos olvidados
ya no dejan que hable de sus cosas,
perdida la ilusión y la memoria
descansan las imágenes volátiles,
sin previsión
ni honra requerida,
para ampliar aún más la reflexión,
no sé si yo era un político perdido
por descubrirse noble, cierto, digno,
y un día me dijeron que olvidara,
que se iba a parar mi corazón
sí seguía en esa dirección,
de pujar por los que no tenían nada...
Después fui profesor, fui enamorado
en los brazos de alumnas reclamantes
descubrí que sabía ser el tonto,
y no, ese perfil no me duró,
recuperaba un poco la memoria
casi hasta como la tengo hoy,
cansado y circunspecto y retraído,
les propongo los temas, los escribo
con el objeto legal de recordarlos,
de que me lleven como a ciego de sus manos
para encontrar vivencias sin rencores
y con ellas sin más hacer las paces
con un mundo naciendo en sus albores...
Por eso una vez más os agradezco,
por venir con mis cosas a mi encuentro,
para dar vida otra vez a mi memoria,
transida de mi olvido rencoroso
que no me hizo nada pero oyó
que veníais por ella y simplemente,
os ha salido este jueves y otros días
como loca al encuentro, de ordinario,
y así mente y razón recuperar,
un algo de ese todo
que ya es algo...

   JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©


0 comentarios:

Publicar un comentario