martes, 27 de mayo de 2014

DEL PRESENTE DOLOSO, ECOS QUE ARDEN / Poesía de José Ignacio Restrepo



MOTÍN


Hoy son verdad
los restos de lo ido,
voces de sin razón y poca traza,
tienen amplio relieve y eco altivo,
y pese a la grandiosa necedad
que hace que todos hablemos a igual tiempo,
arman entre penumbras y silencios
doce dichos valientes
dueños viejos...

Edictos que vencen todo están pegados,
como dragones de afincado vuelo,
cielos se fingen mares y al revés,
Égida en llamas clama ante Neptuno
por devolver la luz a la tiniebla,
pero se tarda siempre
la respuesta...

El mapa que yo conozco ya no es,
nacionales no son los extranjeros
pero traen el pan a mesa ajena
a punta de trabajo y sacrificio,
riquezas diario paren con dolor
y grita de alegría
este sistema...

Burda y genial al tiempo esta mentira,
todos arrodillados, maltratados,
derivamos en el carruaje bien tirado,
por los caballos férreos y alados
que llevan a los unos y a los otros,
al hueco de la muerte
canceroso...

Mientras en una acera, muy abajo,
en una calle cualquiera del downtown,
de la ciudad que todos llaman nueva,
hace siglos, hace tanto tiempo ya,
decenas de empleados pensionados
se alzan en un nuevo magisterio,
contra el cuerpo sin alma policíaco,
en medio de ennubados gases nobles
que solo tienen tal nombre por apodo,
pues desde la marca van envenenados
para matar incluso
hasta la muerte...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO 
Copyright ©

0 comentarios:

Publicar un comentario