lunes, 4 de agosto de 2014

DECLARADAS LAS HORAS SIN SU DÓNDE / Poesía de José Ignacio Restrepo


LA MISIÓN


Desdentado almanaque
supurando lecciones intermedias,
balidos inconclusos que perseguían ayer
mis dulces penas,
en tus puntas dobladas
presiento la santísima demencia
que Cronos convencido estableció,
en el paso fatídico del día,
a lo más en la trágica fracción
de la semana disléxica dormida
para multiplicada
cuatro veces,
dar a luz al pagano mes sin nombre
que he buscado en tus hojas
desde ayer,
sin poder encontrarle...
Lagartijas subiendo la pared
me describen
como el loco que letras va encontrando
donde musita algo tan somero
sin medir el alcance del silencio,
malditas alargadas remolonas,
dejando mis mensajes
en las horas,
allí donde no puedo cultivar
el presente anodino del lugar...
lo peor es, señor, que no las veo,
ni a las letras ni a las bélicas reptantes,
solo cuando las hiero sobre el blanco
dándoles el sentido por misión
puedo poner al día cierre y fin,
como cuando el basáltico escorpión
sin más vuelve su cola 
sobre sí,
en el vacío zapato hecho de cuero...
matando sin querer al malandrín
que solo hasta hace un rato
era su dueño...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

0 comentarios:

Publicar un comentario