viernes, 29 de agosto de 2014

LITERALMENTE DICHO / Poesía de José Ignacio Restrepo

PREGÓN


Abrázala,
no sea que te aloje
en un rincón oscuro, en otro sitio
que no sea su amable corazón,
y repare ese antiguo beso frío
como si fuera vago maleficio
y no un encuentro gris,
tan solo éso,
un hilo algo raído,
de quel día
una mala vibración...
Abrázala,
retenla suavemente,
dile esa palabra que le gusta,
háblale de esa miel
que han compartido,
del camino mejor o el malherido,
que entre ambos
del todo han recorrido
para llegar acá.
para llegar...
Abrázala,
que ninguna sanción te preocupe
más que verte brillar allí
en sus ojos,
como si fueras lo único en su mundo
y no éste que sufre si ella sufre,
no éste que la adora
y no lo dice,
por premuras del día,
por inventos que dicen que ayer eras
uno alegre sin ella,
cuando mucho sufrías,
sin su aliento en tu vera
solo tienes candela
en vez de alma,
abrázala, por Dios,
no la demores,que su cuerpo
está hecho de mil fríos
y precisa sin más
tu árdua fogata
para lenta aordarse como ayer
del pregón sin palabra que decía
como canta al portal
el bien de amores...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO

• Copyright ®

2 comentarios: