jueves, 5 de febrero de 2015

PARA LOS QUE BEBEMOS DE SI / Poesía de José Ignacio Restrepo


RECLAMO PARA MI

Editor de mis tristezas, 
sinsabores vagos, 
preñador de mis pústulas añejas 
y hacedor de ventizcas en las nuevas; 
labrador de desidias y de quejas 
en todo lo que viene sin la pausa 
que debería dar el pensamiento, 
hortelano de séquitos de flores 
para tumbas que sean, 
mientras soy sembrador de los acordes 
para vidas que vengan embozadas 
en telas bizantinas o recientes, 
que graben con el hilo de la muerte 
el calor que dispongan para el cuerpo 
que ose abrigo en ellas...
Todas las larvas crecen 
en mis letras de fuego, 
mientras se queman muestran 
el vaho del origen, 
dejan ver delgados chorros 
de leche ordeñada hace tiempo, 
que amamantó lo que soy 
y después, 
claro, 
lo que creo...
y esas dudas romances...
Lector no bien te lances 
en tus propios augurios, 
 de cabeza en las larvas, 
de bruces en la luz, 
con tus dientes quebrados 
 por darte con la nada 
que vive en suelos duros, 
que duerme en azoteas, 
recuerda que es la duda 
la que mueve el molino, 
no el agua, no la brea, 
 ni el viento que idolatra 
cada diaria rutina 
de su suave mentor,
que melodías hace 
o figuras de barro
tan solo con palabras 
ya secadas al sol...
 JOSÉ IGNACIO RESTREPO 
Copyright ©

4 comentarios: