sábado, 9 de mayo de 2015

CUANDO LOS TIEMPOS HIEREN... / Poesía de José Ignacio Restrepo

PEDIDO


Hay días de foso, de tinglado, 
de llano abierto...
Días de temperancia sin sueño
de raros artilugios en el cielo ajeno,
de norte sin luz,
y sur desesperanza...
Hay días marcados para decir silencios 
y en cada minuto que siga barruntarlos, 
ponerles números sin fe,
ecos de prisas desnutridas,
plegarias que parece nadie oyó,
y a ellos que nos fueron dolorosos
multiplicarlos como arpegios del aliento,
cada que sin pedir invitación
pidan escaño nuevo,
silla intacta,
en los bordes lacrados del cerebro,
en el alba del alma...
Un solo día 
que venga nutrido de abanicos,
de tibias liviandades artesanas,
uno que vista ropas de llegar
y quedarse al pausado laboreo
de minutos pequeños,
ese sin más ni menos
lo hago entrar
a esta casa, mi propio laberinto,
que tiene un mil pasillos, ni una pieza,
la cama en algún techo está pegada
con pernos y soldada al cabecero,
no se deja encontrar si tengo sueño,
pero me sale al paso
apenas cuando empiezo
la jornada, 
ese día lo quiero cuando inicie,
le pido sin palabras y sin gritos
que no esté herido o muerto de emociones,
que es mejor si trae abdicaciones
de sangres derramadas sin justicia
que entre y luego huya a donde vino,
que se pierda sin más en la memoria, 
que urja por ser bien revivido 
en la hoja sin caer, 
la hoja limpia,
de un nuevo, 
y no estrenado calendario...

 JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

0 comentarios:

Publicar un comentario