lunes, 7 de diciembre de 2015

DULCE HORA / Poesía de José Ignacio Restrepo



HACIA EL SUEÑO


Como una caricia 
que durara para siempre, 
la palabra que invita al descanso 
y lo surte de promesas corregidas, 
tiene el don del apio maduro y el anís, 
llama al sueño 
y de lindas liturgias lo pondera, 
mientras en la mirada del otro que se duerme 
frota un don que no se ve 
pero definitivamente se siente...

Verla dormir después 
es como un premio inmerecido, 
tomo la manta 
y sin pedirle permiso voy tras de ella, 
perfecta sembrando y cosechando sueños, 
perfecta dando caricias 
que antes no le pedía y ahora imploro, 
sobre todo cuando la hallo 
en un pasillo de algún laberinto 
que frecuentamos...
Tomados de las manos 
nos leemos otra vez el texto 
donde dice qué trae entre las manos 
esa vieja quimera que a otros da miedo 
y a nosotros solo nos pone a sonreír, 
hechizados como vamos 
en este viaje sin tiempo...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO 
• Copyright ©

2 comentarios:

  1. Preciosas letras un canto al bello amor querido poeta, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las letras viven dentro de mi y a veces brotan limpias y atraen miradas que las aprecian...gracias Loly, es bueno que vengas...

      Eliminar