miércoles, 11 de noviembre de 2015

COMO LA TARDE CORRE HACIA LA NOCHE.../ Poesía de José Ignacio Restrepo



SILENCIO


Desmantelada esa voz, urgente voz, 
que a diario como hoz planificaba 
y en nombre de los otros, los demás, 
descubría los gustos encubiertos, 
puedo poner por fin rumbo a ese mar 
que llamamos literal el mar abierto, 
sin que suene incestuoso como el pan 
cuando decimos que es el alimento...
Queda tirada ahora sobre el piso 
esa personalidad alicorada 
que al servicio de nada hacía presencia, 
llamada por etílica indulgencia 
y vestida al calor de mi palabra, 
porque los fríos llegan y congelan 
el más fuerte deseo de decir, 
matando de primeros a esos versos 
que se quieren salir y darnos vida; 
plantan granito ahora y no anís, 
caída como está y en paz la sombra. 

Oye poeta, me digo suavemente, 
¿dónde ha quedado tu fervor, tu ahínco?, 
¿cómo prendiste fuego a tu cubil 
sin siquiera una lágrima gitana?; 
y a ésa que a diario le decías 
tus cosas amorosas en tus versos, 
¿qué le vas a decir entre ordalías 
cuando al vaivén etéreo y probado 
con solo por sintagma despechado 
le niegues todo aquello entre silencios?


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
Copyright © 

0 comentarios:

Publicar un comentario