lunes, 18 de junio de 2018

DE OTRO LUGAR / Poesía de José Ignacio Restrepo




Antros amados,
sitios en flor hasta el cansancio recorridos por tus pies,
olores breves por tu olfato ganados,
colores idos y también recién llegados,
todos a cuestas en tu grácil gentilicio
que no responde si al oír tu nombre
se parte el día o la noche,
o el cálido ambiente vespertino
en una sola vereda o una calle
de este pueblo que mide tu vigor
de hombre trashumante
que depreda sus horas
como si de un tesoro se tratara,
abonado por otros,
en sus manos sin callos,
cada mañana perfecto y renovado...

Búsquedas simples:
dónde comer tras veces,
los árboles con sombra larga,
por qué calle aparecen las mucamas
de ese pequeño hotel dónde ahora duerme,
elementales preguntas que su fe
convierte en ufanados ecos
para charlarle al oído si se tarda
en doblegar su cuerpo
el dios del sueño...

Y el mañana qué es...
una bufanda doblada sin su lluvia,
el tránsito sin carros de una hora dormida
que nadie desea si rumorea
entre estas horas de silencio
una extraña y sutil melancolía,
que se llame con nombre de mujer
y ahora cruza la esquina...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

0 comentarios:

Publicar un comentario