viernes, 21 de marzo de 2014

CONVOCADO Y AUSENTE / Poesía de José Ignacio Restrepo



AMOR SOLANO


He vestido el deseo tantas veces
antes de que él se llegue a mi lugar,
tantas noches llegué frente a su puerta
aguardando por su aroma,
a ver su sombra,
ofreciendo mi escaso corazón
distendido desde antes,
como hacen los niños con las madres
o solo con oír su voz cantar,
ay amor, bien nacido pero solo,
amor solano,
de tanto buen deseo,
dónde guardo lo hallado y lo perdido,
cómo canto lo grabado en cinta vieja
que no tiene a la mano un grabador
y se apresta con temor
 a ser olvido...

He dejado tanto rastro en mis barajas,
y en mis cartas tiradas tanto verso,
que llevo ya cansada mi emoción
y mi vista ya baja
nada mira,
acaso cuando pasa alguna sombra
convertida después sobre la acera
en el cuerpo sin vida
de un suicida,
o cuando llegan hombres a buscar
a ese similar
que ya ha faltado,
con su cuota de fuerza o de dinero,
y ante mis ojos lo hallan mal dispuesto,
y lo veo sangrar
hasta el final,
igual a como hace el pecho abierto
de un enamorado sin amor,
reconocido deudo ante un espejo,
como soy yo este día,
amor, solano,
con mis latidos viejos en jauría,
mal contados,
corriendo hacia el abismo precursor
de algún final de uno y no de dos...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©


2 comentarios:

  1. Lo he leído mas de una vez poeta, me felicito por encontrar su blog donde asombrar el alma con sus maravillosos versos. Gracias por compartir su talento

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti María de la Cruz, por tus palabras de reconocimiento, fuente de donde bebo, y motivo por el que te invito a regresar...Hay para ti frescura en este pasillo largo, bello y a veces doloroso. Te extiendo mi abrazo, amiga...

    ResponderEliminar