martes, 5 de enero de 2016

VIENTO QUE HUELE A PÓLVORA, DE LEJOS / Poesía de José Ignacio Restrepo



ÉSO QUE HAY...
ÉSO QUE SIGUE


Te digo pensamiento
y apenas eres
sombra de ayer, disfraz con andaderas,
cromática verdad dada a la fuga,
interviú de callados que ahora miran
afuera, por la clásica ventana,
que está sin duda muy bien reparada
después de resistir lo que ocurrió,
si me preguntas bien
no sé ya cuándo
el estallido espantoso de una mano 
y la querella endémica encendida
que alguien lanzó con fuerza de granada...

Te digo pensamiento, cuasiamigo,
adalid de ubérrimos y justos,
de paquidermos astrólogos lactantes
y políticos ansiosos y humeantes
que antes de llegar
ayer cobraron,
su salario por gritar en esta plaza,
consignas, cantos juntos y alabanzas
para con el alérgico reinado
de cotilleos de ayer o de mañana
vestidos hoy de pajes para reyes...
verdades de trastienda,
caras beige,
de andamiajes forzados y triviales
que solo son por tener la glosa fiel
para esos antisociales mestizajes,
que esperan por su cuota
de poder...

Te digo, y eso vale por ahora,
mañana tú me avisas si está viejo
y el eco de lo nuevo desvaría
en mitad del terruño o de  la vía,
y se caen afiches bien pegados
que anunciaban
un nuevo referendo,
el cambio de pasados andamiajes,
el olvido de tétricos segundos
tallados sobre viejos monumentos
que recuerdan cenitales decisiones,
virajes, como péndulos que escapan,
mejor a lo que hay no puede haber
y nadie sabe bien retroceder
hacia portales sucios y entreabiertos,
donde hombres ya muertos
gesticulan,
- a dónde van amigos,
no es bueno lo que pasa,
escuchen, si les grito es para bien...
concédanme el beneficio de la duda - 


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

0 comentarios:

Publicar un comentario