martes, 9 de mayo de 2017

SIN COMPRAR EL BILLETE NADA GANAS / Poesía de José Ignacio Restrepo


USTED


Sepa entender usted testigo mudo
de su te vé apagado y su sofá,
que ese peligro inmenso de salir
a ver la calle arder, es de verdad,
y que rozarse en el metro con los otros
o a pleno ya sin afán y sudoroso
en el último colectivo,
es de verdad,
el suelo, el aire
están llenos de microbios
y en los ojos hay almas que asesinan
que no eligieron aún mejor guarida
y pueden bien hallarla en tu desván...

Sépalo bien, ya no hay seguridad,
todos los karmas cual baraja
mal mezclada
van por el aire viajando predispuestos
para aparcarse en las veredas de las caras,
e irrumpen sin llamar nunca a la puerta
en las almas latrocinias y viriles,
que se piensan mejores que las otras
y solo ven el peligro en lo diverso,
en todo lo que las mueve
o las distancia,
mientras fundan enemistades con su perro
negándole a la boca lo que el quiere...
Usted no es tan distinto de aguamalas
que cansadas dormitan en la playa,
confiándose de pie no soliviar
y menos de orines tener que soportar
por no cuidarse de angostar el sueño
en el calor del mar
y no en el cieno...

Usted que sueña entonces lo conspicuo
para ahorrarle trabajos al trasero
y todavía piensa que es ahorro
aquello que no gasta en la jornada,
déjeme sostenerle la mirada
y ampliarle un poco el pálido horizonte:
sin comprar al menos un billete
nadie gana jamás la lotería,
y tendrá que alborotar algo el cabello
si dogmas quiere por fin ver en el suelo...
al menos la docena que ha incubado
quedándose a mirar allí parado,
viendo cómo se pasan las jornadas
mirándolas sin paz desde el solaz
rectangular y seguro
- piensa usted -
del vidrio de doble faz de su ventana...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©
Imagen de Max Sauco

0 comentarios:

Publicar un comentario