jueves, 3 de noviembre de 2011

ECOS / Poesía de José Ignacio Restrepo

POEMA NEGRO


Déjenme los recados 
del moribundo corazón 
que llevan dentro y vivo,
yo les traduciré sus inefables
cantos de redomadas persistencias,
contadas riñas y voces como aldabas
para hacer de romeros endulzados
en los náufragos oídos pudorosos
que anteayer se abrían como aspas
que cielos muevan de molinos toscos...
Márquenme con sus uñas esos sobres
donde contadas las tareas que pasaron
podamos incluir en esperanto,
encubiertas y exclamadas peticiones
para que no se marchen las guirnaldas
que alumbraron las puertas y ventanas,
recibiendo visitas de colores,
a que culpar sin mérito ni gusto
a los recuerdos que verás sobrevividos,
y como asesinar lo que ahora pasa,
para no bien venir en solitario
aquellas centinelas y felices
menoscabadas cuencas que predicen
que todo perderás al ir ganando,
pues que eso es la vida qué esperabas,
partidas al jugar del hoy ganadas,
para perderse en la puerta de salida
cuando nadie te de la bienvenida...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO 
Copyright ©

0 comentarios:

Publicar un comentario