martes, 21 de mayo de 2013

A ESAS HORAS SOLAS / Poesía de José Ignacio Restrepo


A LA NANA


Llevando al nene que sincero habita
esta logia feliz de pensamientos,
que cada que morir querer me grita
solo acepta una nana por consuelo,
de esas viejas cantadas por las madres
que en su tiempo
les dieron sus abuelas,
como si fuera sopa para el dolor,
el dolor de estar vivo,
si señor...

Le canto unas antiguas
y se aburre,
se me queda mirando como tonto,
dijérase que sabe que lo engaño
y que quiere tomar lo que yo tomo,
entiendo mi querido,
como decía Rodríguez
Rabo de Nube,
y le brindo su trago sin su nana,
igual que a él le ocurre ya hace tiempo,
me tomo mis anices sin mi nana,
mi nana de colores refulgentes
que sin ponerme en orden el pijama,
a la cama se iba con mis sueños,
no importaba la hora, ni estación,
con su rostro llameante
y mi licor,
compartíamos mi parte
de la cama... 

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

4 comentarios:

  1. Hermoso y tierno poema lleno de lindos recuerdos, preciosas tus letras mi querido poeta, me has hecho recordar otros tiempos, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, por dejar la dulce huella de tu paso...

      Eliminar
  2. ...los Niños, de su ninez guardan momientos que, cuando llegan a la adulticia, y cuando su memória los hace presentes, se encuentran perante un achado....han sido marcados por el esplendor de los afectos....y se saben escribir y transmitir emociones , que ni tu, hacen Poemas entrenables que ni esto, que cantan con mil harpas la melodia del amor....un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía dentro de mi, que te gustaría mucho...confirmado, habitantes de esa infancia puerilmente ingenua y alegre, tu alma y la mía concuerdan en ese gentilicio del alma, siempre...Gracias Maria, preciosa lusitana, ya sabes este camino, en tu memoria habito...

      Eliminar