martes, 3 de febrero de 2015

LO QUE DEBE EL QUE VE / Poesía de José Ignacio Restrepo



MIRA EL LIENZO, 
AMIGO BOTICARIO

Voy sobre el borde húmedo 
de una sesquicentenaria letanía, 
próximo a terminar, 
como suelen decir los falsos actores 
de filmes encarnados en los cuerpos
y penas me comienzan a alcanzar, 
las veo en la ventana
tras bregar a repetir soy solo esto, 
aquello que algún rito ya acabado 
dio permiso de olvido, 
hace ya tanto...
que puedo sin temor a equivocarme, 
decir que está olvidado
mal dos veces...
Es difícil dejar que sucumban las palabras, 
sin decirles, ah, 
vayan cumplan lo pactado, 
signifiquen, 
testen de un huevo, 
de una maldita yema malherida, 
no erais las heces de un conejo 
la sempiterna carrera para salvar la vida, 
la interjección maldita de un gordo carnicero
que en la otra mano 
 agarrada desde ayer, 
bien tenía y ya muerta a una gallina...
no erais...
Así como no soy, no eres...
No eres el que persiguen, 
suena cruel, 
eres el que debe testar de las tareas de esgrima, 
el contador que no quiere ya contar, 
el guardador de las historias perdidas, 
 que no vivió la que fue para él guardada, 
eres el que exhibió la ruta del canalla 
sabiendo que dejó sangres de otros
 extendidas sin la de él 
sobre el asfalto...
sos, 
soy, 
el que se cansa siempre de remar, 
que sabe que los mares y los muelles, 
sobre el lienzo de seda estan pintados
como falsos quereres...

José Ignacio Restrepo
Copyright ©

0 comentarios:

Publicar un comentario