martes, 1 de diciembre de 2015

...PARECEN HUIDOS DE UN POBRE CUARTEL.../ Poesía de José Ignacio Restrepo



SE MARCHA EL MUNDO


Asomado a la ventana
- que por estos tiempos 
hace de muda tercianaria
con mi frente que ya cuarteada hacia marchita
y mi boca que ante todo calla -
hago feligresía matutina
para ver qué pasa por la calle,
dos perros
que parecen huidos de un cuartel,
un muchacho entre hurgando en la basura
y un corredor que tiene en las orejas
un concierto de rock,
que casi podría decir cuándo pasó
de lo duro que suena,
una mujer que va para la iglesia
con la cara demudada de dolor
orando
pues se marcha el mundo,
entre torpes bandazos desiguales
y el que llega poco les agrada,
por no decir
que en todo les aterra...

Un muchacho, un corredor, una señora,
dos perros,
un poeta que avizora,
el mundo que parece despegar
para dar con sus vueltas otro día
y buscar en esta cuerda floja
anudar lo que deba ser juntado
y soltar
lo que atado en mala forma
aquello que no debió ir nunca junto,
tiempo del que pide la señora
que debe hacer tres casas del rosario
antes de poner un pie en la iglesia,
tiempo
que no tiene el corredor
que corre contra el cuando el reloj
le avisa en un zumbido que llegó
y aún, cómo pasó, faltan tres cuadras...
Tiempo 
que le sobra desde siempre al basurero
pues no cree que llegue
a parte alguna...

Tiempo, ese gigante adolecido
que le conversa al poeta en el oído,
nada de lo que dice es agradable,
nada
puede con sus aforismos repetir
o a los oídos místicos de nadie,
ni pintar con sus gráficas virtudes
en las letras de un muro levantado,
tiempo que ya cansado lo derriba
y hace que cierre impulsivo la ventana,
para seguir sorbiendo su café,
sentado nuevamente
en un mustio rezongo
ignorando sin más
su paso por el mundo...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
Copyright ©

4 comentarios: