jueves, 4 de febrero de 2016

LAS CUENTAS CLARAS.../ Poesía de José Ignacio Restrepo



CARMEN


Cuántas veces, no sé,
muchas por dos,
he deseado arroparme entre sus brazos
sabiendo que no puedo y aún más,
que de sus gustos que tengo esclarecidos
por horas y por días compartidos,
a ella no le gusta tanto amor,
es más como un agudo camaleón
dueño de tierra y agua por derecho
que se solaza más en la mirada
que tengo cuando soy igual al sol...

A ella ideal le canta quien la tiene
por días y por noches arropada,
y mi abrazo no haría de religión
si incluso la alcanzara como lazo,
pero no es esa la cuestión de este pedazo
turbio y no oportuno canto llano...
es que la estoy pensando como un loco
desde hace días completos
con sus noches
y sé que ella le va el olvido bueno,
de ese que va y regresa
con tallitos de cebada entre la boca...

Y me invento un temor languidecido,
acaso por error en las estrellas
la pierda en el siniestro de un mal martes
y ya no pueda como hoy sufrir, soñar,
por no volver a no estar entre su abrazo,
y no verla ya más, aunque la vea,
gallarda, temeraria, guerrillera...
en mis manos por siempre yo lo sé
de sus tibias oquedades incompletas...
por eso este poema, no era más,
una llave de paso hacia su rostro,
un canal legendario, un viejo puente,
el borde de un zaguán lleno de gente,
un verso inacabado...
un lento abrazo...
cualquier sitio que bien me la recuerde
para ir ya
y tirarme 
entre sus brazos...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
Copyright ©

0 comentarios:

Publicar un comentario