jueves, 20 de octubre de 2016

MENSAJE EN BOTELLA / Poesía de José Ignacio Restrepo


VACÍO


De ósculos perdidos en la noche
ampollas muy profundas guardo,
alevemente puestas en la piel
con bordes sonrosados,
taciturnos,
que contienen tu nombre sin errata,
en relieve tallado en el azar
de mal bien recordarte...
De estúpidas fronteras desvirtuadas
que sostenían rieles y castillos,
hago ahora pomadas para ellas,
que me destiñe lunares de la cara
y alisa esas arrugas de mi cuello,
y solaza la ira en mi cabello
por caerse de a diez,
de a cien o cuatro...
desnudo voy halando por ahí
los juegos destacados que jugamos
que están pegados hoy a mis paredes,
clamando por la paz que tú nos dabas,
cuando eras de aquí
reina y vasalla...

Vertientes de la piel vuelta vidente,
sangrada por hacer un mal papel
en su rol de cascajo para pies,
pariente de mis notas musicales
que cuelgan mal silbadas por la tarde,
en el patio de atrás, en la cornisa,
en la ventana quebrada plegadiza,
y en el humo atado a las paredes
que grita ya no fumas...

Desvirgado del lecho y de tu ombligo,
mi Eiffel reconstruida ya te digo,
que cuando vuelvas nada encontrarás
salvo el cálido abrigo color beige
que tiene todavía el roto atrás,
quemón de algún maldito cigarrillo...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

2 comentarios:

  1. Siento un largo exilio que ha dejado huellas profundas, en el alma y en la piel. Quisiera saber si me equivoco...
    Admiro tu creatividad y camuflaje de los hechos. Eres todo un profe.
    Felicitación, me ha encantado!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llega la musa en su avance inveterado y puede el poeta servir de acompañante, con su cuerpo y su alma en ensamblaje, sin que el propio damero de su vida sufra tras este envite menoscabo...tarde o temprano le sirve como hogar, y el verso de vestido ante algún día, por éso es reluctante a la partida y es su voz de la hermana poesía...Gracias por venir querida Ceciely, sabes que esta es tu casa y tiene para ti siempre las puertas abiertas...

      Eliminar