miércoles, 12 de octubre de 2016

VOLTERETA, ASÍ, SIN ADJETIVO.../ Poesía de José Ignacio Restrepo



DESIGNIO


Escurrido con sal este deseo de amar
que no conoce de sitios o de horas
y menos de mediáticos retardos
para escuchar el tono de la voz
de quien lanza sus dardos
o pone una canción a que se diezme
en las curvas de un pálido altavoz,
se chorrea por vidrios y paredes
cual tributo niño hereje
que pretende alcanzar lo inalcanzable,
y compartirlo después de que se mustie
con su mirada que llega dizque a limpiar
el tono de una pena que se expande...

De estas dos religiones elegir
la que le deje paz a mi conciencia
y a la labor de decir que es su sustento
no la cubra de triviales terciopelos
y anude sus esquinas con mis huesos...
alma tunante que joven necesita
a mi boca sin dientes y maldita,
para pintar de deseo las paredes
y luego destetada ir a lanzar
sobre poemas sus álgidos arpegios,
que hablan de ti mi amor,
mi amor,
pero también, qué cosa le devuelven 
el fuero de cubrir a mi turbante
y lo lavan de luz cada que migro,
del silencio locuaz al extravío
de alabanzas poner sobre la fe,
y luego reteñir en la pared
la misión principal por la que existo,
latir para vibrar, llano entender,
descubrir el regocijo de saberme 
de pie aunque me halle aquí tumbado
y esté mi corazón tenso y callado
como viejo y tenaz malabarista
echado de su circo,
sin un eje que le de algo de norma
sin cobrarle
la sed de su equilibrio...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

0 comentarios:

Publicar un comentario