martes, 18 de febrero de 2014

NOS QUEDA SOLO PRESENTIR DE NUEVO / Poesía de José Ignacio Restrepo



ANTES DEL DESPUÉS 


Tomar el edificio,
secuestrarlo,
vendar los ojos de cientos de rehenes,
envenenar los ríos
y ensuciar
el agua potable que aún nos quede,
echar sustancias dañinas en el aire,
asesinar sin control otras especies
que han poblado el mar millones de años,
convertir a los niños en mutantes,
privarlos de atención como si fueran
sólo entes errantes de la tierra
que no tienen ni meta
ni destino...
Inundar tierras buenas y pobladas
para que el agua de energía,
mueva todo,
en ciudades humanas y desiertas
donde hombres y mujeres no preguntan,
ni dudan sobre ésto,
sobre aquello,
solo van y regresan,
talar bosques enteros en un día,
sólo para que sea su madera
un tesoro en la cuenta de algún hombre
que también comercia armas
o personas,
o drogas prohibidas
o animales que están por extinguirse, 
gracias a el y a otros cien peores que él
que en su afán de tener
se le parecen...

No temo por vulgares terroristas,
ni temo a las guerras destructivas,
temo mucho a que igual todo ésto siga,
qué más terroristas que nosotros,
qué otra guerra mayor
que este sistema,
la razón para salvarlo es fugitiva,
pensar es algo escaso, fino, débil,
presos de los estímulos febriles
van los sentidos ávidos, obsesos,
y no podemos ver que está el final
a unos pasos tan solo de este sitio,
que podríamos hoy mismo recobrar
lo mas bello y mejor de este lugar,
si tornáramos al amor y a la conciencia
luz inmensa de la verdad 
y de la ciencia.

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

0 comentarios:

Publicar un comentario