jueves, 10 de abril de 2014

DEL ARMARIO / Poesía de José Ignacio Restrepo



SIN QUERELLA


Circo de los vestidos y desnudos, 
que a tientas van bajando de los muros, 
para alegrar reparos y repulsas
que alientan esta vil escaramuza,
de vivir, hoy señor,
corriendo en solapada ratería
 después de no romper, 
o justo hacer,
los huesos de quien hoy los lleva en pie,
lo que vistes que de lejos bien te nombra
en el armario, o después,
cuando admites sincero que éso eres,
esos suaves colores y tejidos,
esos botones en línea que colocas,
en su ojal dispuesto y alineado,
esa higiene...

Por eso duele,
duele cuando habla lo tapado,
cuando hiere la visión su desnudez,
o grita sin querer la desventura,
parece que sin duda mancillara
cada fibra elocuente,
cada prenda,
pues ése que sin ella anda la vida,
podría ser tu hijo, un dulce amigo,
alguien que fue arrojado
muerto en vida
de los pasillos sangrados
de la guerra,
y entonces de inmediato se convierte
en ese hermano pobre indeseado,
que una vida sin lujo
arrastra solo, 
con los ojos no viendo,
con el pecho bien roto
pero atado...
Llevo amables turbantes en la testa
cuyo físico imperio no se ve,
podría caminar ciego y desnudo,
mudo entre los contrastes y el embrujo,
sin mi mayor noción
que son las letras,
y desde algún denso punto brotarían,
mis amigas ideas,
mis frondosas ateas y queridas,
palabras que son aves,
destejadas, imprudentes
y locuaces,
a veces insensatas,
como almas regresadas y queridas...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
Copyright ©

2 comentarios:

  1. Que gran creador de sentimientos.....un grandísimo placer leerte. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...como lo es para mí, verte junto conmigo en el espejo...gracias por venir a casa, querida Mila...

      Eliminar