sábado, 12 de abril de 2014

PONER EN PRÁCTICA / Poesía de José Ignacio Restrepo



LA LEY DE IDA 
Y RETORNO


Tras la letra febril arde la dicha, 
el decir es prosélito del verbo, 
trae dioses, amor, inquisidores, 
trae siglos de guerras por amar, 
y decenios de vida que como saya, 
nos acercan en versos a soñar, 
y a sentir en el alma y en la piel...
Pero igual prende el pecho si callamos,
si alertamos de angustia al corazón,
desmedida o clara la cuestión
que nos priva de hablarnos con franqueza,
es la queja impaciente motor,
mucho más si calla entre parejas...
Tenga prisa de hablar o de callar,
que revienten los pechos que se aman,
que se atiendan,
se escuchan de estupor,
mientras podan algún breve rencor
con la hoja que corta las cizañas
que le crecen sin maña en derredor,
si callamos, o hablamos, o pedimos,
cuando lo que es debido para que él crezca,
es diario regalarnos como fruta,
con la boca, la piel, ojos, el alma...
regalarnos, así regresa todo
si hay hoy guerra así vuelve la calma...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
Copyright ©

2 comentarios:

  1. José Ignacio, entiendo como mensaje medular de tu poema...hablar, decirse, reencontrarse, sincerarse cuando en el amor han quedado saldos pendientes, heridas sin cicatrizar, un daño que no se olvida...repararlo es cuestión y decisión de grandeza. Podar y arrancar la maleza del alma, también es cuestión de amor en todas sus dimensiones. Gracias por tus letras, te admiro en tus poemas de paz, reflexión y amor, y te soporto cuando rallas en tu acercamiento a la escuela de los Baudelaire, Verlaine o Rimbaud. Te abrazo...!!!

    ResponderEliminar
  2. Bella visita, Mariela. Tú sabes que mi propuesta guarda mucha relación con mis estados de ánimo, en todo caso siempre trato de comunicar, esté o no revestido el escrito de demasiado detalle, corteza o alabastro...Te extiendo desde aquí, mi mejor abrazo!! Buena semana, amiga..

    ResponderEliminar