martes, 17 de marzo de 2015

SIN PRISA ENTRE TU ALIENTO / Poesía de José Ignacio Restrepo


SOMOS DUENDES


Instituido en el hambre de vivir
como asteroide afín sin propia elipse, 
cómplice enternecido ante la ausencia
soy tu arista mejor,
tu mago triste,
rey de tus más precoces comentarios
que tejes y destejes a placer 
sobre la historia mía ante el que llega 
o el tránsito de aquel que en ti se pierde, 
como un relieve sensible o similar
del requerido por básico alfarero 
para honrar en su labor la distinción
que guarda para siempre en la memoria
probable de aún hoy reconocer
en la mano que busca al dios del pan
en los ojos de un inca hecho de barro...
Te dije una vez y lo aprendiste,
hay que frotar una a una las palabras, 
para que salga de ellas lentamente
el genio sin nombre que las mora, 
el que les quita el resabio o el acento
o pondera entre acrobacias su virtud
sean noble adjetivo
o sean verbo...
Voy entre trazos moviendo traslaciones, 
ya al sur, ya al norte, o al oriente
remando hacia edenes imprecisos, 
pero existentes lo sé gracias a ti,
mientras estos versos ya domados
se repiten en ecos presurosos
bailando en las yemas de los dedos,
suspicaces remeros de las manos,
comprobando que existes,
que existimos...
Una joya tu gesto o tu silencio
a la vuelta del verso permitido,
ha creado sin prisa golosinas
 dando brillo al amor desde tu boca,
soy acaso el héroe en tu llamado
tomando consonantes al albur
para que brote intacta tu virtud
de lectora que ama sin saber,
así cegados ojos pueden ver
y oídos pronto abiertos sin mesura
escucharán antes de ser la partitura,
y manos convocadas en un verso
podrían desde el tocar estrellas
oliendo la verdad del universo...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO 
Copyright ©

8 comentarios:

  1. Dulce regalo que llega con toda la magia.., la de tu alma que le habla al viento y deja constancia escrita de la belleza del amor..., y que con igual intensidad leemos, los que te seguimos incondicionalmente, con pasión y alevosía... Gracias querido José Ignacio... Iluminaste el día, hoy que amaneció lluvioso y hasta con nieve..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alevosamente, si, pues hay pardos que nos hacen sufrir y altos cielos lejanos en demasía...pero ya es premio cierto el existir y poderlo cantar en poesía...Gracias mi querida Isabel por darme un motivo más para iluminar tus cercas y tus lejos...abrazos!!

      Eliminar
  2. Bellas y mágicas letras que llegan me identifico con ellas porque te sigo, es un placer leerte siempre tus letras son hermosas y llegan, gracias por compartir esos sentimientos que siempre brotan en ellas, hermosa imagen, un abrazo poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta es y será tu casa Loly, eres siempre bienvenida...Abrazos amiga!

      Eliminar
    2. ...hay duendes, si, en esta floresta de cemento, adonde habitan eses seres tan peculiares en aspecto y atitudes....me gustaria ser uno deses y con mis manos hacer un calix, ahy guardaria tus letras, tus amadas letras y con ellas hacia la joya para con ella hacer brillar tu silencio, como se fueran flores mojadas dese olor que atordoa....que lástima cuantas flores caédas....debian ser guardadas y pegadas por mimosas manos, tocar las estrellitas y olar el Universo......un encantamieno, José Ignácio!!!.

      Eliminar
    3. De eso se trata mujer descubridora, convertirse en maga de los ecos, filtro de luces en las madrugadas, adoradora de fieles estructuras que danzan frente al alma hecha de ojos, muchos, hermanados en tribal encantamiento...María descubridora, encantada...bienvenida siempre!

      Eliminar
  3. Gracias querido poeta siempre que estoy en Face leo tus maravillosas letras/

    ResponderEliminar