viernes, 6 de julio de 2012

BAJO LA SUPERFICIE / Poesía de José Ignacio Restrepo

ABISALES



Romaredas de cal y canto cubren
las palabras viajeras y escarpadas, 
que visitan lugares de la fe, 
luego de andar los cuerpos, 
por horas de amor y desencanto, 
por no poder habitarlos 
y solo verse como ánimas viajeras, 
a lo que forma confieren 
y vida llenan...
Y la vuelta fatal 
de los poetas, 
observando su mies desde la ventana, 
mientras rompen umbrales las palabras, 
celestinas sinceras...
Son las horas,
hermanas diligentes y sumisas,
las que suman palabras a las voces.
que reptan por tu piel
sembrando flores,
mientras yo miro,
 alado y silencioso,
sumido en extravíos novedosos,
unas veces más alto que yo mismo
y otras como funámbulo de luz,
por tu cuerpo de adentros
y de afueras,
argonauta sin ley,
y sin profetas...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

2 comentarios:

  1. Nos vemos por dentro y por fuera. Unas veces más y otras veces menos. Muy reflexivo poema. Un placer haberte leído.
    Que pases un buen domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradecido por tu visita, querido amigo, es verdad que el crisol de actos se mueve, crece como las olas si marea acontece, es febril como axioma que la mente ignorara, unas veces lo vemos y otras, es una sombra...Buen domingo y no te alejes...

      Eliminar