martes, 7 de agosto de 2012

FILOSOFAR... / Poesía de José Ignacio Restrepo



METRO


Cada  que vuelvo la vista hacia otro lado
para  bien sujetar a los recuerdos,
cantándome trivial y hasta indispuesto
las repetidas coplas del pasado,
puedo sin revisar ese sustento
con mi manual de pesas y medidas
que me sirvió de algo en el pasado
y que menos consulto cada día,
que el hacer de las cosas ponderadas 
a los ojos de deudos y difuntos
no me priva del sueño ya ahorrado
pues ando sospechando en cada paso
de tragedias que rondan porvenires,
el que di, el que pude, y hasta el otro,
no recibe mi mirar resquemoroso
pues lo encuentro ajeno y timorato
y me causa ojeras en los ojos,
- verdad es que soñar ha estado bien -
pero ya no lo hago, no hallo el tiempo,
solo tengo el que gasto y el que robo,
me es inevitable convencer
al mirar los destellos del futuro,
a ese viejo que luce como joven
para que salga del recuadro y no rebuje,
el desorden que aun no le causé,
diferente se siente pues me mira
como cualquier bastardo de la plaza
al que hubiera derribado su covacha
y el fruto de su amado quehacer,
que le birla a su diario más sustento,
solo soy un ladrón de paz y tiempo,
dos amantes a los que abro mi casa,
con ellos me revuelco para hacer
de preguntas respuestas novedosas
y ellos dejan que mi loco frenesí
otro día le brinde a mi escarceo,
y recuerdo el escaso fundamento
que me da valor y membresía
a la tétrica función de cada día,
que llenar los segundos y minutos
de este don que nunca fue pedido,
misterio del que soy favorecido
- mi tarjeta de baile a medio gasto
de esta fiesta en este condominio -
donde algunos que veo en derredor
danzan plenos su paso multicolor,
y otros solo se arrastran por mi lado,
pensando que heredaron un rubí
con una falsa talla y sin valor,
su paso dice acaso que no saben
en que consiste el baile, yo si se,
dejar que el ritmo lleve nuestros pies
y sonriendo siempre,
sentir aquella música ya oída
como si fuera siempre diferente...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright©


4 comentarios:

  1. Qué delicioso paseo por tus letras acá,Amigo, me encantó, mucho mucho mucho. GRACIAS!!!.Besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es mi reducto, y dirección, Celina querida... Esta es tambien amiga, tu casa de letras, un lugar de labor, donde tengo por vecinos a los mares, y mis sobrevivirás búsquedas... Gracias por venir y compartir conmigo!!

      Eliminar
  2. ¡Soberbio Jose! hay rebeldía y conformidad. Hay sabiduría y saber estar. Cierras el abismo del poeta, no hay dualidad, solo tu serena virtud... es un poema brillante, perfecto! Abrazos querido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El trabajo de decir es mi sustento, la raíz del trabajo es no cesar...Abrir camino a la voz que quiere, a veces sin saber el modo, pues mi vecino de adentro puede ser amigo o enfrentado...Sabes, de cualquier modo, de él también tomo...abrazos Carmen, gracias por venir...

      Eliminar