lunes, 13 de agosto de 2012

UTILERÍA ... / Poesía de José Ignacio Restrepo

MÁCULA


En la vena 
que la sangre borda, 
rebotan las oleadas presurosas
 que tienen nombre, 
piel, 
abecedario, 
fichas por apostar, 
besos y hombres... 
flechas con comején, 
noble breviario, 
del duro apostador
que aun puede temer a un carcinoma,
o a perder la razón,
sin que el hoy traiga
esos dolores,
esos sombríos escenarios,
aun puede sentirlos
y los toca,
con solo pensarlos

En el borde del verso 
duerme atado el ronco corazón, 
que se llama coraje, diapasón, 
celo...brebaje...
Y queda ese mareo, 
cuando el verso 
devuelve danzas bellas, 
por tomar al amor,
playas que son dos piernas,
bocas de par en par
emancipadas,
de su voz no maldita,
acaso aun no creada,
en su sexo benévolo de ansias,
todo lo etéreo creado
por su bien,
el favor del decir y desear,
ese humano atributo
que nos distingue,
de todos,
hasta de dios



JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright©

4 comentarios:

  1. Sobre todo de dios...
    Saludos, estoy de regreso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que regresas y con ello el destello de tus letras... Gracias por venir al blog querido Pedro... Abrazos..

      Eliminar
  2. Canto a la unidad del ser humano, que abriga desde los miedos a un carcinoma hasta la misma vibración, casi sublime, del amor como pasión, sentimiento e instinto. Todo unido, porque todo forma parte de un mismo ser humano. Casi desprovista de rimas, esta bien acompasado el ritmo del contenido expresado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Labradas y sujetas desde el alma, las rimas del ser, recuerdos en sierpes que alardea, de sublimes futuros, cuando mira sin saber a Casiopea...Gracias Fernando, por tu visita amiga...

      Eliminar