miércoles, 9 de enero de 2013

BAJO EL SOL QUE QUEMA / Poesía de José Ignacio Restrepo



INFIERNO MÍO...


Fiero negocio
el de andar la calle,
por hoy recuerdo que salgo 
y mañana con bien al fin regreso,
los colectivos viajan raudamente
diciendo cosas, gritándolas de frente,
por esas ventanillas que son bocas,
pidiendo algo que merme
el sol que crece,
luego se baten sin acuerdo
los sentidos,
hay tanta piel que vende lo que tiene,
niñas muchachas viejas tuertas ciegas
dejando el lastre,
que les pesa tanto, 
yo lo que veo es harto muy liviano,
bienes perfectos ofertándose barato...
Los ojos dicen lo que todos callan,
el que revira ya a pelear se alista,
piensa que su nombre significa
estar en guerra con la boca abierta,
yo solo veo el miedo que le llena
y los dientes que faltan...
Voy por las calles llegando
a ningún lado,
todo lo que avizoro sabe a hondo
pellejo desalmado gris perfume,
la muerte es rara amante 
y segura sucinta transeúnte,
quizá se apoya en mi al pasar la calle,
o canta cual gitana que ha perdido
de modo extravagante y torvo,
un alma en pena que sin pecho andaba,
yo miro ya a mi izquierda, a mi derecha,
solo puedo observar caras sin doma,
dolores mercaderes solariegas quejas,
andando entre placeres incesantes,
que piden ser de nuevo bautizados
por una mano amiga,
pegada sin saber de un brazo enano,
que les diga siga con un gesto digno,
está usted invitada al agua fría,
 y puede usar si quiere
el sanitario...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

2 comentarios:

  1. Hace pocos días pensando sobre la vida ,decidí cambiar unas actitudes que no me gustaban en mi.Decidí rodearme de gente,que sepa tocar el corazón de las demás personas,y me acorde de ti,lo bien que hice ,solamente leyendo este bellisimo "Infierno Mio " me doy cuenta que no me equivoque,aparte poeta eres brillante en tu escritura ,yo no me canso de leerte gracias besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran regalo tu cambio, para ti, y para todos los que te rodeamos, dice bien tu bonito corazón, latir bien para vivir mejor...Ese es tu regalo fraternal, algo bello y sencillo de emular, que hace tiempo conmigo he contratado...dedicarme a hacer lo que hago bien, sin prisa y con placer ir con cuidado, para que otro algún día pueda seguir esas huellas cautivas en mi vida, y las ponga en su vida a producir....Gracias otra vez por venir querida Lidia...

      Eliminar