martes, 15 de enero de 2013

CONTANDO SIGLOS / Poesía de José Ignacio Restrepo


LIBRES


Fabricantes de estrépitos continuos
que se ensayan cantando y en meriendas,
en los lugares que nunca por tranquilos
han nadado desde siempre entre riquezas,
cómo diezmar vuestra recia bruma
que es entregada por etapas a lo lejos
aquí,
debiera escribir
sin pena alguna,
aquí,
y en otras apartadas latitudes
donde se parte el pan hasta que alcance,
donde el agua abunda cuando llueve
y avanza derrumbando lo que halle,
en estos pueblos
bautizados hace tiempos,
que aun no avanzan para darse brillo,
llenos de gente gustosa por la vida,
gente paciente, buena, trabajada,
aquí,
donde aun se sueñan utopías
para no cargar con la desesperanza...

Fabricantes de miseria desde lejos,
los regalos de vuestra mesa nos perturban,
harían bien dejándonos a solas,
con nuestros alimentos bien cocidos,
nuestras carnitas compartidas,
nuestras manos callosas,
verían a lo lejos nuestros pueblos
creciendo como crecen las familias,
los hijos bajo el manto venturoso
de madres, primas, abuelas, hermanitas,
las casas con las puertas bien abiertas,
las ventanas,
las palomas de la paz buscadas
llegando allí de sus viajes fatigosos,
para tomar del agua prometida
tras peleas que ya duraron
cientos de años...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

4 comentarios:

  1. Me voy a dormir acongojada, con una tristeza que fue propia y hoy ajena, con una tristeza que me persigue. Los fantasmas tienen ese poder. Te persiguen para siempre. No es nostalgia del hambre y la pobreza. NO. Tampoco alarde. Todo lo que tengo ,lo obtuve por mi misma. Nunca me rendí. Nunca pedí nada a nadie. Me construí a pesar de todo. A pesar de mi misma. No voy a disculparme por mi presente. Es mío. Por mi y a pesar de mi. Me duele la vida. La vida, la mía y la de los otros siempre me dolieron. Nunca cambió eso. Ya no siento tanta culpa. Se que hago tanto como puedo. Y se porque me consta, que hay mucha gente a la que respeto y quiero, que no ven o no pueden ver en el contexto general quien y como soy. Estoy viva, pero disimulo. Y ya no soy buena con las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...cuánto padezco que llevo a cuestas, aquí sin muy buen tacto pongo, los ojos tuyos son como tactos henchidos en mi alma, moldes que ya llenó fuego quemante, el tuyo es por ventura fiel amigo...Amiga buena, siempre te percibo, fecunda alma tienes, y si es triste, pues que lo sea, tantos gemelos tienes, como adolece de ellos la quimera...Gracias por dejar estas luces pocas y febriles, es esta virtual azotea que nos une, Violeta...Abrazos, largos..

      Eliminar
  2. Qué placer descubrirte.No solo por tus letras
    Por el arte que has puesto en tu blog
    Una flor para vos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...del eco has respirado en mi jardín, siempre bienvenida...Abrazos..

      Eliminar