martes, 12 de marzo de 2013

ESTATUS DE GUERRA, NADIE VE / Poesía de José Ignacio Restrepo


PROSCRITAS


Esas ciudades de oil merecen un poema,
uno que desde luego abra los ojos
que suelen ver cansados, ir sedientos,
pues se ahorran las lágrimas
para tiempos peores que este nuestro,
esas ciudades del oil se ven en noticiarios,
tejen de su riqueza absurdas 
y doradas entropías,
malgastan lo de todos, son infames,
carecen de vergüenza utilitaria,
no levantan cabeza,
son el lastre incubado del sistema...
Crecen aparte, claro,
no divulgan en sus libros lo robado
y engordan a sus pobres con subsidios,
ahora comerán, después habrán de parirse
para hacer de su doctrina culto triste,
y salir a matar,
a lo que vean,
ese impulso de quemar su oil al aire
no es distinto del ánimo cobarde
de replegar los bosques hasta el mar,
para allanar lo ido con el humo,
y quemarlos a ambos en las playas,
en algún quicio oscuro
de la historia,
donde no exista nadie...
La ciudades del oil, del dinero,
están llenas de muescas por sus muertos,
y los ávidos paganos que allí viven,
se prendan de la fe de ya estar muertos,
por eso no se indignan con nosotros,
que aun vivimos al borde de la vida,
multiplicando éticas de luz,
que no quemen y puedan prolongarse,
empero,
estos pueblos habitados
por madres que parecen más luceros
y padres que hacen fila
para pedir un poco de trabajo,
aun tienen esos caminos de colores,
con árboles que huelen a sabores,
bien distintos del oil requemado
que ardió ya en las almas
de hombres que querían ir más lejos,
más rápido, y casi sin pensar...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©


2 comentarios:

  1. Pues aquellos que se jactan de invertir dinero en titánicas ciudades novelescas , poniendolas como frontera a la miseria , por ley de vida , lo pagarán muy caro. Pues no está lejano ya , el día , en que no exista la luz , ni el oil para sostenerse , moriran en ellas entrampados. Mientras que el pobre que quedó afuera , acostumbrado a estar desposeído de esa riqueza , subsitirá en el tiempo , porque ya están acostumbrados a vivir , solo con lo que les da la naturaleza. ¡¡¡BELLÍSIMO CANTO AL DESENFADO!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También es un llamado de atención, para todos sus habitantes, con sus costumbres destructivas e ignorantes de las leyes naturales. Vivimos en ciudades que se sirven de las fuentes no renovables, excluyendo a todos aquellos que viven en ambientes protegidos, por leyes vacías de sentido...
      Te agradezco la lectura Toti, te dejo un abrazo...

      Eliminar