jueves, 18 de abril de 2013

SUELE SER EL FINAL, CUALQUIER PRINCIPIO / Poesía de José Ignacio Restrepo



EMBOSCADOS


Al final, 
duermen serias promesas al lado, 
o a la espalda de las argucias muecas, 
desafiantes, perennes, 
con la faz de igualdad insuficiente, 
que obtuvieron de tanta noche magna, 
aguantando soledades frigias, 
revueltas con guirnaldas...
A veces escribo de más, 
si siento menos,
ensarto almas que pasan infelices
diciendo a las perdices codornices,
al gallinero infecto deberán
irse a dar sus plumíferos ajustes,
soy granjero, estúpido no tanto,
reniego de los lerdos que esperando,
ven pasar a la vida en las narices
y se hacen a mirar tempranamente,
mientras piensan que nada,
inútilmente,
tiene sentido razonable de existir,
porque vano es el tiempo
y no trasciende solo quema,
su quema para el gasto,
el inútil que sufre sin sentido
poca escuela logró por ser sufrido...
Al final
tras los diestros arcabuces
los poetas y otros escondidos
han puesto tierra de por medio,
o mar, o cielo...o puentes rotos,
quedan tintas y sangres malheridas,
haciéndose sin culpa las dormidas,
una extraña maroma infortunada
ha juntado razón y sentimiento,
de su pérdida infame
hay muchos deudos,
todos cuelgan del cuello por porfiados,
alguien dijo un sentir bien razonado,
y otros hechos de inflamado tiempo 
le han tomado por ruin
y le han matado..

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©


1 comentarios:

  1. Excelente poema…ven pasar la en las narices y se hacen mirar tempranamente mientras piensa que nada inútilmente tiene sentido razonable de existir…. Como dejan pasar la vida sin darle el valor y principios que merece, y al final nada, sublime son tus letras, maravilloso poeta, que lujo es para mí leerte.

    ResponderEliminar